Facebook Twitter Google +1     Admin

BASES PROGRAMÁTICAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE PODER TERRITORIAL

20190113191236-simbolos-resistencia-escalereta.jpg

El Movimientos Social Defensores del Territorio, propone a las organizaciones sociales y sectores políticos de izquierda y progresistas avanzar en procesos de articulación en torno a unas bases programáticas mínimas que se constituyan en referentes para la construcción participativa de Agendas Comunes y Planes y Proyectos Soberanos y Autónomos de Poder Territorial para el Departamento del Huila y sus municipios que orienten las acciones de resistencia social permanentes incluyendo los programas de las organizaciones  que decidan participar en las elecciones territoriales del 2019.

Acuerdos Programáticos mínimos para la transición democrática.

1.- Un nuevo modelo minero energético soberano y autónomo, gestionado por las comunidades y que responda a sus necesidades; sustentado en otras alternativas como la energía solar, eólica, geotérmica, cogeneración y biomasa, entre otras, que no afecten los derechos fundamentales individuales y colectivos y, especialmente, el ambiente sano. 

Implica la transición energética que parte de considerar la energía como un bien común y no como mercancía, es decir, asociada a “los negocios verdes”. Desde esta perspectiva, se requiere “un sistema socialmente justo, descentralizado, democrático, controlado por las comunidades o mediante empresas sociales sin ánimo de lucro, en el que prime el acceso universal a la energía como derecho humano fundamental” y que garantice puestos de trabajo seguros, sindicalizados y bien remunerados, los derechos de los pueblos y los de la naturaleza; de allí que es un asunto que va más allá del cambio tecnológico, debido a que éste puede colocarse en función de una u otra perspectiva.

Se requiere “el impulso de políticas públicas que promocionen la difusión de energías alternativas y el apoyo a la investigación para su desarrollo y mejoramiento; programas o campañas enfocadas a evitar el despilfarro energético y dar prioridad a las demandas locales en el diseño de proyectos, para evitar costos de sobredimensionamiento y pérdidas de transporte”.

Se debe considerar también lo territorial cuya relevancia obedece a las luchas de resistencia contra el extractivismo y la defensa del Patrimonio Ecológico por parte de  los movimientos indígenas, afrocolombianos, campesinos, de mujeres y ambientalistas.  Las energías renovables deben adaptarse a las condiciones de cada lugar y responder a las necesidades de las comunidades locales.  En unos sitios se puede utilizar la energía solar, en otros, las biomasas de residuos vegetales o estiércoles, o la eólica o combinarlas donde sea posible. Las energías renovables son alternativas positivas que permiten resolver distintos requerimientos del bienestar, trabajo y producción de bienes y servicios, en armonía con los territorios y con la naturaleza. Lo más importante es avanzar hacia la soberanía y autonomía energética y alimentaria con soluciones energéticas propias  que refuerzan las transformaciones económicas y sociales para construir otros modos de vida y de convivencia entre las personas y las demás especies, distintas a las que provienen del extractivismo como los combustibles fósiles y las represas que despojan a las comunidades y destruyen los ecosistemas. La transición energética desde lo público implica ejercer colectivamente las funciones y competencias de los entes territoriales para decidir sobre el uso del suelo.

2.- Autonomía y Poder Territorial. La reorganización del territorio debe hacer compatible las relaciones entre el campo y la ciudad para lo cual es fundamental una Reforma Agraria Democrática e Integral que garantice la distribución y restitución de tierras a campesinos indígenas y afros despojados y la sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito con el adecuado apoyo estatal. Y  una Reforma Urbana democrática que armonice las relaciones económicas y sociales sobre la base de la equidad en la producción y distribución de los Bienes y Servicios y la protección de los ecosistemas. 

3.- Paz con Justicia Socioambiental contra la paz corporativa. Participar en la construcción de la Paz con Justicia Socioambiental para el Buen Vivir contra la paz corporativa extractivista neoliberal que se viene imponiendo a través de los Proyectos de Interés Nacional y Estratégicos y de las ZIDRES. 

Lea el texto completo en:

https://drive.google.com/file/d/1wUE884weX2KboTIFL0K1iq8UdKdt99MX/view?usp=sharing

 

13/01/2019 13:12. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris