Facebook Twitter Google +1     Admin

La Cultura Mafiosa del Consumismo y el Covid Friday

20200621014953-dia-sin-iva.jpg

Getty Images

El presidente Iván Duque, bajo el supuesto de reactivar la economía, decretó que durante tres días  los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado IVA de varios productos, la mayoría electrodomésticos, estimulando el consumismo a favor de las grandes cadenas del comercio monopolizadas por empresas transnacionales.

Durante el primer día, 19 de junio, bautizado Covid Friday, se registró el mayor número de contagios y muertes  desde que inició la pandemia y de grandes aglomeraciones en centros comerciales donde se violaron medidas de bioseguridad sobresaliendo el distanciamiento social.

El Covid Friday se cumple en contravía del aumento del riesgo de la pandemia anunciado  por la Organización Mundial de la Salud OMS que insiste  en la estrategia de “supresión”, que han adoptado la mayoría de los países occidentales para hacer frente a la pandemia y que consiste “en  reducir los casos a niveles controlables, mediante confinamientos prolongados hasta que se produzca una vacuna o tratamiento eficaz”. Además, cuando se conoce la experiencia  que salvó miles de vida y frenó el coronavirus en tiempo récord en Nueva Zelandia, a través de la implementación del “método de eliminación” que según Michael Baker, asesor científico del gobierno, se trata de la utilización de tres herramientas básicas: Una, la gestión de las fronteras. Dos, las pruebas y el rastreo de contactos y  la tercera debilitar e interrumpir la transmisión del virus en la población con un confinamiento intenso desde su aparición. Es decir, se trata de eliminar el virus y no simplemente en aplanar la curva.  

En Colombia, la reactivación económica se inició con el retorno de los trabajadores vinculados a la construcción y la manufactura, justificada con la falacia del aplanamiento de la curva epidemiológica y extendida posteriormente al comercio, estimulando el consumo con la reducción del IVA que generó las inmensas aglomeraciones para la adquisición de productos, como los electrodomésticos superando todas las expectativas de ventas de los grandes comerciantes que hoy están de fiesta, sin importar la vida que será amenazada frente al posible incremento de contagios.

El gobierno responsabiliza a los consumidores por el no acatamiento de las medidas de bioseguridad para ocultar la prevalencia del mercado frente a la sanidad y la esencia de la sociedad capitalista, del productivismo y el consumismo para la acumulación de riquezas en el menor tiempo posible despojando a comunidades y destruyendo los ecosistemas, apropiándose de los Bienes Naturales y Culturales Comunes  y atentando contra la existencia de la vida en el planeta , hoy en mayor riesgo ante la crisis climática y las pandemias.

El consumismo es inherente a la cultura mafiosa debido a que  “las nuevas pautas del consumo de masas traídas por el narcotráfico han influido en la definición de los objetos materiales que configuran el orden de la sociedad”. Los ideales de éxito, de felicidad están determinados por el afán de tener objetos materiales sin importar los medios como la corrupción, el soborno, la competencia, el sálvese quien pueda, las obsolescencias, entre otros.

El capitalismo estimula el consumismo, primero, a través de la obsolescencia percibida induciendo, engañosamente a través de la publicidad, que los productos están desgastados y son anticuados como lo indican las tendencias de la moda y, segundo, la obsolescencia programada que estimula la demanda  al limitar al máximo la vida útil de un producto.

Lo ocurrido el 19 de junio en Colombia ’dìa sin IVA, arriesgando la vida, demuestra que el capitalismo ha logrado imponer la "cultura mafiosa del consumismo" internalizada,  con mayor fuerza en las clases medias y empobrecidas, logrando la alienación extrema  mediante la cual el éxito, la felicidad está en consumir sin límites productos que no son esenciales para satisfacer las necesidades básicas humanas para vivir dignamente.

Coorresponde reflexionar sobre los daños causados por la cultura mafiosa del consumismo como uno de los mayores obstáculos para el desarrollo de una conciencia social en defensa de la vida, de los ecosistemas y como una necesidad para la construcción de una nueva sociedad ecosocial  donde la satisfacción de las necesidades humanas debe corresponder con la naturaleza finita de los recursos naturales disponibles.  

20/06/2020 19:50. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: María Camila Jimenez

Muy buen ensayo, tristemente cada vez nos damos cuenta que los deseos por el dinero, el placer, la vanidad, son mayores que nuestro dominio, prácticamente pone un velo en nuestros ojos, podemos percibir las consecuencias mas no fijarnos en el daño tan profundo que puede causar.

Fecha: 15/07/2020 17:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris