Facebook Twitter Google +1     Admin

El Papel de las Universidades Públicas frente al Extractivismo.

20170502033326-logouniversidadnacional.jpg

“La Corte Constitucional ha relatado en su más reciente jurisprudencia sobre el modelo extractivo, especialmente el minero, profundas falencias que interpelan a la Universidad Pública en tanto la política actualmente vigente tiene un sesgo anti-comunitario y pro-empresarial que se traduce, entre otros aspectos, en el poco o ausencia de apoyo experto a las comunidades y autoridades territoriales para la toma de decisiones debidamente informadas especialmente en lo que atañe al principio de precaución”. Julio Fierro. 

Asoquimbo respalda solicitud al rector de la Universidad Nacional para que convoque al debate.

A raíz de la reciente publicación[1]ASOQUIMBO denuncia fallas que amenazan con la desestabilización y posible desastre del Quimbo. ¿Riesgo de otra tragedia como la de Mocoa en Colombia?”, se  abrió un trascendental debate entre académicos de la Universidad Nacional a raíz de las alertas en cuanto a la ausencia o deficiencia de estudios relacionados con amenazas naturales que pudieran afectar la represa de El Quimbo y la urgencia de una convocatoria amplia al respecto que incluya una cátedra en donde se escuchen los argumentos en pro y en contra del modelo extractivista, entre el grupo de profesionales que realizan investigaciones desde una perspectiva crítica y  profesores de ideologías corporativistas. Asoquimbo considera pertinente este debate debido a que, en el caso de El Quimbo, Emgesa ha contratado a grupos de investigación de universidades públicas para estudios ictiológicos[2] y arqueológicos[3], entre otros.

El profesor  Oswaldo Ordoñez Carmona, el 18 de abril de 2017 envió un correo electrónico al Ministro de Minas, Director UNGRD, rector de la Universidad Nacional y al vicerrector y Decano de la Facultad de Minas Universidad Nacional, sede Medellín, titulado ¿Fallas constructivas o estructurales o falta de estudios? donde expresa:

“En el actual momento de la historia, donde la ciencia y la experticia, ha sido desbancada apabullantemente por las frases y los super estudios científicos (soportados en facebook, instagram, aplausos y frases apocalípticas, etc), no sorprende que todos los días lleguen y lleguen cosas anunciando el apocalipsis.

Esta vez me encontré esto. ASOQUIMBO denuncia fallas que amenazan con la desestabilización y posible desastre del Quimbo. https://www.aporrea.org/internacionales/n307049.html y en un aparte dice: ¨...escuche el informe técnico contratado por la Gobernación del Huila, con el Equipo del Geólogo Julio Fierro de la Universidad Nacional, sobre las fallas que amenazan con la desestabilización y posible desastre del Quimbo...¨

El Geólogo Julio Fierro, presenta reportes o informes a los cuales el los llama investigaciones, muy de moda en casos como la COLOSA, que son muy apetecidas por los ambientalistas antimineros quienes hoy son los ¨salvadores de la humanidad¨ (entre esos estamos millares de Geólogos y Mineros Ambientales, No ambientalistas se recalca)

Pero esta vez, se menciona un estudio que él hizo sobre el QUIMBO, el cual es en verdad muy preocupante de ser cierto.

Se que además de Geólogo, Julio es Master en geotecnia y ahí si debe tener toda la formación para emitir conceptos tajantes sobre estabilidad de presas y su asociación con fallas activas.

Las fallas activas no son ninguna novedad, ABUNDAN EN REGIONES dinámicas como los Andes Colombianos....FALLAS ACTIVAS es lo que tenemos por todos lados y eso no impide que podamos construir y hacer cosas (puentes, túneles, presas, edificios etc) a sabiendas de su presencia....para eso es la INGENIERÍA.

El colapso del edificio Space no generó más víctimas gracias a la mirada de un geólogo, y sí el Master en geotecnia Julio Fierro, evidenció cosas contundentes de una potencial falla de la presa, se debe acudir con urgencia a verificar esto; o podemos mañana lamentar no haber escuchado la voz de un geotecnista y geólogo....si esa presa se rompe, más de 5 millones de personas estarían en peligro

Ministro Arce, Profesores Mantilla, Branch y Benjumea, desde la Universidad Nacional y en especial desde la Facultad de Minas tenemos el grupo de profesores idóneo y con suma experiencia en ver y evaluar fallas activas y más para sitios de presa (Maria Isabel Mesa, Humberto Caballero, Edier Aristizabal, Verónica Botero y mi persona, entre otros más) y siempre estamos a disposición para hacer las visitas urgentes a la presa y emitir un concepto o parecer sobre este tema tan delicadísimo que al parecer, comprobó el Geólogo Fierro.

Hoy soy perito de más de 30 casos, y en muchos las alertas se dieron y no se tomaron las medidas del caso; que esta vez no sea una más, como Armero, Salgar, Mocoa, etc!

Saludos cordiales y quedo atento a por lo menos recibir una respuesta”

Por su parte, Julio Fierro a través del mismo medio electrónico respondió, el 21 de abril de 2017:

“Me parece  oportuno y necesario el llamado de atención que efectúa el colega Oswaldo Ordoñez en su comunicación e incluyo en este correo no solamente a los funcionarios de la Universidad Nacional de Colombia y a los del gobierno nacional en las temáticas de riesgo y energía, sino también al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República, destacando que  esta última entidad fue la primera entidad en generar las alertas en cuanto a la ausencia o deficiencia de estudios relacionados con amenazas naturales que pudieran afectar la represa o el embalse de El Quimbo.

Así mismo, es importante recordar que el Ministerio de Ambiente efectuó la sustracción de Área de  Reserva Forestal de la Amazonia para poder llevar a cabo el proyecto y la ANLA otorgó licencia ambiental, procesos ambos que fueron analizados en su momento por los entes de control a quienes se copia esta respuesta.

Sobre el riesgo que se presenta en la Hidroeléctrica de El Quimbo, se destaca que no solamente se relaciona con las fallas geológicas que no fueron estudiadas o fueron definidas someramente, sino con el hecho de que EMGESA incumplió las obligaciones impuestas por la ANLA en la licencia ambiental en el sentido de instrumentar para sismicidad inducida la represa y la zona de influencia.

A lo anterior, deben agregarse que existen cuestionamientos ecosistémicos y socioculturales asociados a los estudios presentados al Ministerio de Ambiente (hoy ANLA) y para el desarrollo del proyecto hidroeléctrico. De hecho, la  Contraloría General de la República -CGR- profirió en el año  2014, una función de advertencia sobre represas, donde puso de presente una serie de incumplimientos de parte de la empresa Emgesa de prácticamente todos los compromisos a su cargo. Destaco que a pesar de ser asesor de esa entidad al momento de realización de dicho documento, no participé en él.

Con relación al ítem de riesgos, la Gobernación del Huila contrató a la Corporación Terrae, de la que hago parte, para apoyar en la gestión del riesgo a los municipios ubicados dentro del área de influencia del proyecto El Quimbo, con lo cual pudimos comprobar las omisiones y falencias que en el componente geoambiental tuvieron los diseñadores y constructores del proyecto en comento. Y es necesario que estas omisiones sean discutidas y solucionadas, tal cual propone el colega Ordóñez.

Es claro que si bien los medios periodísticos pusieron de presente ante la opinión pública la problemática, no es con base en una nota de prensa (donde frecuentemente confunden las fallas geológicas con los problemas de estabilidad de taludes) sino con base en la revisión de estudios y del estado del arte de tectónica, geotecnia y diseño y construcción de presas que se debe dar un debate y proponer posibles soluciones.

Por tal razón, respetuosamente solicito a la Gobernación del Huila, nos permita presentar, en escenarios académicos los resultados del estudio, donde participamos ingenieros civiles geotecnistas, ingenieros civiles hidráulicos, ingenieras ambientales, geomorfólogas y geólogas (a quienes también copio este correo) para detectar las falencias y omisiones en temas tales como la estabilidad de taludes de la presa principal y el dique auxiliar (ya detectados por la CGR en otro informe en el que participé), la deficiencia o ausencia de caracterización de fallas geológicas, los problemas de calidad de agua y la ausencia de definición de amenazas ante una potencial rotura de la presa, además de la ausencia de monitoreo de inducción/desencadenamiento de sismicidad por el embalse.

Así mismo será pertinente incluir en el debate la problemática social, donde existen representantes académicos de las poblaciones afectadas, como el profesor de la Universidad Surcolombiana Miller Dussan, así como a los geólogos e ingenieros de la Contraloría y otros expertos en el tema como los geólogos Francisco Velandia, Armando Espinosa Baquero y el ingeniero Manuel García López.

Y acerca de la minería. Dado que el colega incluye en su comunicación su opinión acerca de los documentos que hemos adelantado acerca del tema minero, debe ser claro que los análisis, evaluaciones, revisiones que se realizan a los trabajos realizados sobre las amenazas y riesgos por extractivismo desarrollados en el país por parte de actores sociales, institucionales y académicos a proyectos de esta naturaleza y los de carácter extractivo, deben ser efectuadas por personal idóneo en términos profesionales, pero además, desprovistos de intereses de índole personal, de manera que exista objetividad frente a esa situación y frente a los eventuales cuestionamientos que se generen. Todo esto, sin olvidar el principio de precaución presente en la normativa ambiental y de riesgo, que es un referente necesario tal y como ha expresado la Corte Constitucional en reiterada jurisprudencia.

El extractivismo en Colombia, particularmente minero y petrolero, son centrales en el modelo de desarrollo planteado desde el Estado para el país y es necesario, tal como lo ha requerido la Corte Constitucional, que haya estudios que definan no solamente los potenciales en cuanto a contenidos de materiales de interés, sino también los impactos sociales, ambientales, culturales y espirituales que pueden darse en su desarrollo.

Por ello, dado que la Universidad Nacional de Colombia es un espacio natural de discusión, sugiero respetuosamente a nuestro rector una convocatoria amplia al respecto para tener una cátedra en donde se escuchen los argumentos en pro y en contra de dicho modelo de desarrollo. En ese sentido, debo expresar que hago parte de un grupo de profesionales que han escrito libros y documentos desde una perspectiva crítica, la cual se ha recogido en buena parte en la serie de libros de Minería en Colombia editado por la Contraloría General de la República, cuyos nombres somete a su consideración.

En ese marco, propongo como líneas de discusión las siguientes, con algunos nombres de expertos desde la perspectiva crítica (Academia, ONG, comunidades, ex - altos funcionarios):

- Ambiente y minería (Mauricio Cabrera, Elías Pinto, David Rivera)

- Salud pública y minería (Jesús Olivero Verbel)

- Conflictividad de derechos y minería (Rodrigo Negrete Montes, Diana Rodríguez, Joana Rocha)

- Derechos humanos, con énfasis en poblaciones étnicamente diferenciadas y minería (Fernando Vargas Valencia, Natalia Orduz, Yamile Salinas)

- Políticas públicas y minería (Manuel Rodríguez Becerra, Jorge Eduardo Cock, Álvaro Pardo Becerra)

- Rentas y minería (Guillermo Rudas Lleras, Juan Camilo Cárdenas)

El colega Ordoñez podrá, como en el caso de El Quimbo, plantear para cada línea las personas que han trabajado los temas para poder debatir de manera respetuosa y argumentada, sin señalamientos ni adjetivaciones destempladas, impertinentes e irrespetuosas.

Me despido planteando que de este debate puede presentarse otro en relación con el papel de las universidades, particularmente las públicas, donde si bien es legítimo que los profesores de ideologías corporativistas (que curiosamente se definen como des-ideologizados) vuelquen los esfuerzos académicos a prestar servicios a las empresas, vale la pena preguntarse en estos escenarios cada vez más usuales de la asimetría de poder en la que se encuentran las comunidades y pueblos afectados respecto de las empresas y el Gobierno, la cual se profundiza en los aspectos referentes a los saberes, estudios y realidades académicas y no académicas de los proyectos y decisiones. 



[1] https://www.aporrea.org/internacionales/n307049.html

[2] Convenio Ictico. http://www.proyectoelquimboemgesa.com.co/site/Default.aspx?tabid=291

[3] Convenio entre el Equipo de Arqueología Preventiva de la Universidad Nacional de Colombia y Emgesa. http://millerdussan.blogia.com/2014/050101-arqueologos-amanuenses-del-saqueo-arqueologico-en-el-quimbo.php 

01/05/2017 21:33. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Romel Downs Calderón

De mi consideración.

Quisiera comunicarme con Usted. Por favor me regala su correo.

Romel

Fecha: 18/05/2017 18:16.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris