Facebook Twitter Google +1     Admin

ECOSOCIALISMO: REFLEXIONES MÁS ALLÁ DEL PLEBISCITO

20161024032813-20160709-155221.jpg

Reflexiones  a  propósito  de  la   Coyuntura   Política  más allá   de  los   Resultados  del  Plebiscito  del  2  de  Octubre.

Daniel Libreros

Profesor Universidad Nacional de Colombia.

I--)  El  Debate  plebiscitario:

a)       La  campaña    en  favor  del  sí    del  gobierno    Santos :

El  primer aspecto   a  tener  en  cuenta en  el  resultado      del  plebiscito    realizado   el  2  de  Octubre     es  el  de    que  las  fuerzas  gubernamentales  lo  redujeron   al  apoyo  al Presidente  Santos  quien   en medio    de  una  crisis   de  legitimidad   y  con  encuestas  de  favorabilidad   escasas,   pretendía  salir  a  flote, ganar  los  aplausos  de  la  comunidad internacional   y  colocar  condiciones  hacia  las  presidenciales  del  2018   con  la  culminación  exitosa  del  proceso  de  negociación política     mediante  la  consulta  plebiscitaria. Una  aprobación   sin  mucho  ruido  con  mayorías  parlamentarias       adocenadas     con  giros  presupuestales  no  era  suficiente.[1] Incluso,   el   mecanismo  plebiscitario  no  era   una  exigencia  jurídica   para  culminar  el  proceso  aprobatorio   de  los  acuerdos  negociados  en La  Habana .

Por  estas  mismas  razones   colocó  como  coordinador  de  campaña  al  expresidente  Cesar  Gaviria  quien  entre  otros antecedentes,  además   de  haber   oficializado  las  reformas  neoliberales   en los  inicios  de  la  década  del noventa   dio orden   en  ese  entonces  de  bombardear  a  la  dirección   de  las  FARC  en  “Casa  Verde”.

El    diseño  de la  campaña    internacional   en  favor  del  sí,    a  la  medida  del  gobierno, fue   el  de  presentarle        a  los       capitalistas  foráneos      las  bondades    del  acuerdo   para  futuros  negocios.  Este   mensaje   anunciaba    nuevos  espacios  de  inversión  para   el  extractivismo  y  la  agroindustria  en  las  zonas   en    las  que     el  enfrentamiento  bélico   no  lo    había  permitido  y  la  supuesta   mejora  de  los  indicadores  económicos  del  país  con  esas inversiones. [2].  

 A   los  capitalistas  internos     les  ofreció  las  mismas   posibilidades   de  negocios  y    en  particular  la  aprobación  de    una  reforma  tributaria  que   les  preocupa   por  cuanto   la vienen  exigiendo  desde  hace  varios  meses las  “calificadoras internacionales   de  riesgo”    a  causa  de  la  caída  en  los  precios  del  petróleo . En  el   último  Congreso   de la  Asociación Nacional  de  Industriales-ANDI-   Santos se  comprometió  a   implementarla      reduciéndoles los  impuestos   en  tiempos  de  paz    bajo  el  criterio  de  que   años  atrás   cuando    se    requirió   la  modernización  de  las  Fuerzas  Armadas  por  las  exigencias  de  la  guerra    aportaron un monto  importante   de  recursos, (caso    Impuesto  al  Patrimonio ) [3].

Este  tipo  de  presentaciones  públicas logró    un  consenso mayoritario en  las  elites   empresariales  y  financieras     a  la  estrategia  gubernamental  pacificadora  al    tiempo  que  develaba que    la  verdadera  intención   del  equipo     santista,     en  el  plano   económico   cual   era    la  de  legitimar  una   nueva  fase  de  profundización  del  neoliberalismo particularmente   en     los  espacios  rurales    aún inexplotados.  Pero  ese   discurso  a  la  población  no  le    decía   nada.   Santos  confió   en   que     las  virtudes  de  la  propuesta  de paz    en  un  país    que  lleva  décadas  en guerra,  el  apoyo  de  la  comunidad  internacional,  la  movilización  de  la izquierda   y las  organizaciones   sociales  que  mayoritariamente  lo  acompañaban    tal  y  como  había  ocurrido  en  la    segunda  vuelta   de   la  última  campaña  presidencial  le  darían  el  triunfo  en  el  plebiscito.   La   apuesta  resultó  equivocada.

b)       La oposición  liderada  por  el  uribismo:

El  monopolio    del  gobierno    sobre   la  campaña  afirmativa  en  el  plebiscito     dejó  abierto  el  campo  de  la  oposición   al  uribismo   y  su  partido  el  Centro Democrático  dando  continuidad  al   diseño  político  (centro  derecha  versus  derecha)  que  viene   siendo   tolerado  por  el  establecimiento   desde   el  primer  mandato  de   Santos  y  reduciendo   el  debate   sobre  temas  trascendentales   de  la  sociedad y  la  política  al  enfrentamiento    Uribe- Santos.

 La  campaña   del   Centro Democrático  produjo  resultados   por  cuanto    se  apoyó  en:

- La  utilización    del    desprestigio  gubernamental    asociado  a  la  crisis    del  modelo  extractivista  periférico   con  sus  secuelas   de    desempleo,    destrucción  de  territorios y   privatizaciones  y  que  obliga dada  la  baja  de  los  precios  del   petróleo  al   anuncio   de   una  nueva  reforma  tributaria   en  la  que  se  castigará  principalmente  a  la  población.   Uribe      hizo    campaña  demagógica   en  contra   de  este  anuncio añadiendo     que   mientras     los  impuestos    en  contra  de  la  población     iban a  aumentar   los  guerrilleros   recibirían   dineros    del  presupuesto público.[4]

- La utilización   del  rechazo   de  la  población  a  las  FARC     construido    durante     las  últimas   décadas    como  una    justificación   necesaria   de  la  guerra  por  parte   del  conjunto  de  las  elites  mediante  el     formato    convencional   de “amigo-enemigo”,    cuando   se unificaron   bajo  la  coordinación-USA   en  la  implementación  del  Plan Colombia  durante   los  dos  gobiernos  de   Uribe  quien,  a   su  vez,   logró   convertir    este   rechazo    en  una  de  las  claves  de  su  gobernabilidad. Esta operación política  fue  facilitada  por  ataques  cometidos  por    las  FARC   en  contra  de  la   población  civil,  en  medio  de  la  degradación  del  conflicto. [5].   En  la   campaña plebiscitaria   Uribe mantuvo   ese  discurso ya  convencional      exigiendo  cárcel   para  los  miembros  del  Secretariado   a  nombre  de  la  no impunidad  y  añadiendo    que  era  inviable    el  que   llegaran  a  cargos  de  representación política.

- El  acompañamiento  al sentimiento  religioso organizado  por  la  jerarquía  católica  y  las  iglesias    evangélicas    que  invocando   la  defensa  de  la  familia  tradicional    se  opone   al  derecho  de    las  mujeres  a  decidir  sobre  su  cuerpo  y    al  de     los   LGBTI,     a  defender sus  derechos  en general  y  en  particular   el  derecho  a   constituir  familia.   El  distanciamiento    de     estas  iglesias    con  lo  negociado  en  La  Habana   comenzó   cuando   en uno  de  los  comunicados    conjuntos    gobierno  y  FARC   anunciaron   que   los  acuerdos   contendrían  un  enfoque    de  género. [6]   Luego  vino  el  incidente  de  las  cartillas     elaboradas  por      la    Ministra  de  Educación  orientando  el  respeto  a   ese   enfoque  diferencial    en la   formación  escolar.  La  respuesta    de  las iglesias  fue  la  de    convocar    movilizaciones  de  protesta  a  nivel    nacional    las  cuales  resultaron multitudinarias. A  partir  de  ese  momento  se  selló  la  alianza   entre   las  iglesias  y  la  “campaña    del  no”,     lo    cual    fue  decisivo  en  el  resultado   de  la  consulta  plebiscitaria. [7]  

Un  elemento  adicional  a  tener  en  cuenta    es  el  del   tipo  de  campaña   que   realizó  el  uribismo,  la  cual    se  basó    en  una   cadena  de  mentiras unificadas en  torno  a  producir  indignación  y  temor en  una  población  desinformada  y  atemorizada  después  de  décadas  de  violencia[8]    Este  tipo  de campaña         devela   cual   es       la  base     social   de  apoyo  a  esta  corriente  política.   Surgida   en  medio  de  la guerra,     mediante  la  alianza  de  hacendistas   tradicionales   y ganaderos   con  los  terratenientes   que    emergieron    del  lavado  de  activos   del  narcotráfico y  del  desplazamiento    masivo  de  campesinos,     combina  el  discurso  reaccionario y  religioso  tradicional    que  en  Colombia    continúa    siendo  un  factor  de  dominación    cultural    en  campos  y  ciudades    con   el  cinismo   de  catadura  lumpesca   de  quienes   hicieron  el  tránsito      del  “bajo  mundo”   a  las  esferas  de  poder.

.Debe  tenerse  en  cuenta adicionalmente   que la  guerra    civil  interna       ha  sido  ante  todo   rural  y  por  ende las  secuelas   de  desesperanza  y  dolor  han   salido  a  flote   principalmente   en  el  campo.  Por  ello, en   los  sitios  en   que  la  violencia  rural ha  sido  más fuerte  ganó  un   sí    con  bastante  diferencia  a  favor apoyado en las  víctimas y  por  poblaciones  cansadas  del  conflicto  armado. No  ocurrió  lo  mismo   en otras  zonas  del  país    como    tampoco    en  las  ciudades.[9],    en   dónde    la  tendencia     fue  la  de  que    los  pobres  votaran  a  favor  del  no,  lo  que  confirma  que   los  acuerdos   aparecían  como  algo  lejano  a     sus  problemas   cotidianos  y      como  si  fuera  poco, acompañados      con    anuncios    de más  impuestos.

La  abstención    en  el  plano  nacional    fue  del  60%  aproximado,   un  porcentaje  igual  a  las  elecciones  parlamentarias,    lo  que  evidenció que  el  plebiscito   a  pesar  de  la   importancia del  tema,   no  entusiasmó   a   las   franjas  de  la  población   escéptica   que  tradicionalmente   no  participa  en    certámenes  electorales. 

I I- Las contradicciones inter-burguesas

a)       De  nuevo  el  problema  de  la  tierra

La      división  internacional  del  trabajo    que    estableció  la  globalización   implico  un  desplazamiento  de  las  grandes  inversiones     de capital    hacia  el  continente  asiático  y  en  particular  a  China.   Entonces   América Latina  qued condenada al extractivismo y la agroindustria por lo que el tema de la tierra   volvió  a recuperar  relevancia.En   la  historia  de  Colombia  el  asunto  de  la  tierra  remite  al  poder   económico  y  político  de  la  hacienda.   Configurada  desde   la   colonia  española    como  la  forma     principal     de  organización    de  la  economía,    articuló  regiones    durante  el  siglo  XIX, mediante    la  apropiación  de  baldíos,  utilizando    familias  de  colonos    que   expandieron  la  frontera  agrícola.  [10] Para  la  época,     la integración   del país al  comercio  internacional era  bastante   frágil.

 En  el  siglo  XX     durante  la  modernización  capitalista    en  el    período  de  la  llamada   “sustitución   de importaciones”  la  hacienda mantuvo    su   poder  intacto  mediante   el  ejercicio  de     una  violencia  sistemática   con  organizaciones    armadas  privadas (pájaros,  chulavitas)     y  la  utilización    de  las  fuerzas  de    policía,  lo  que  graficó   la    debilidad  de  un  Estado   aprisionado  por los  intereses    corporativos  de  los  gremios. [11]   Ese  poder   del  latifundio  volverá  a       confirmarse  durante  el  Frente   Nacional   Efectivamente,      en  los inicios   de  ese  pacto inter-elites   y  como  eco  de  la  revolución  cubana   el  imperialismo  USA   decidió     implementar  en  la  región  una  serie  de  políticas      reformistas  en  el  campo.  A  ello  se  sumó   la  preocupación    de  un  sector  del  liberalismo  (liderado  por  Carlos  Lleras  Restrepo)    por  contener  la migración del campo a la ciudad, promoviendo el fortalecimiento de la economía  parcelaria     mediante  una   “colonización  dirigida por  el  Estado”[12]  y  la  compra  puntual   de  tierras   en  regiones    del  interior,   política   que    fue  acompañada   de   asistencia  técnica  y  crédito  y    que  proyectaba  la  cooptación del   movimiento  campesino. [13].  Este  propósito  fracasó  y en  los  inicios  de  la  década del  setenta    hacendistas  e  industriales   pactaron    el “acuerdo    de  Chicoral”    mediante  el  cual   cerraron  el    escaso  ciclo  reformista  anterior y reconocieron   el  poder   absoluto   del  latifundio.

Ese   momento   histórico sirvió   para    evidenciar de  nuevo   lo  que    la  historia   del  país   ha   constatado de  manera  recurrente,  que   el  hacendismo     no  es  tan  solo  expresa  un poder  económico   sino   también político.  Ello  por  cuanto    el    hacendismo   surgió  asociado    a  enclaves   políticos  locales   de  tipo  clientelar   que  inciden  en  el  ámbito  nacional transitando “de las  regiones  hacia  el  centro”    utilizando un  sistema  de  partidos     cerrado  e  igualmente  clientelar  que  los  requiere  para  su  reproducción  política. [14]

b)         Guerra,  alianzas  territoriales,   narcotráfico  y  paramilitares.

Cuando  las  FARC  que  surgieron como autodefensas  campesinas  en   el  período  de   la  violencia      fueron  desplazadas     del  centro   del  país  hacia  los  llanos  orientales  por  un  amplio plan  militar (“operación  lazo”)   asesorado   de  manera  directa  por  Estados  Unidos, e iniciaron un   proceso  de  colonización   en el  suroriente  del  país ,  encontraron   “un enorme potencial en los colonos pobres de los nueve frentes de frontera interior  abriendo  a la producción a unos 4 millones de hectáreas…”[15].     Luego      regresaron   a  las  zonas  agroindustriales,  de  economía  extractiva   y  de ganadería  extensiva. [16]   De  manera  analógica    operaban    las  otras  guerrillas  en     diversas  zonas  del  país.   

 Paralelo   a  ello, las  elites  locales   habían  iniciado  el  camino  de  la  conformación    de los  grupos  paramilitares.  los  cuales no  hubieran   podido    surgir    sin  la  presencia   directa   del  ejército.   La  base  de  la   explicación  de     este  hecho   se  encuentra  en que      el  ejército  colombiano   fue        diseñado   por   las elites    como  un    instrumento   de    contención  social  que posteriormente  devino   en  contrainsurgente [17].  El   accionar   paramilitar   de  las  Fuerzas  Armadas    tenía    una  fundamentación  legal   en  el Decreto  3398 de 1968  redactado  con  lo asesoría  estadounidense   bajo  el    formato  de   las  acciones  cívico militares  de   la  época . Sin embargo,       desde  cuando   surgió   en  Puerto  Boyacá  en  el  Magdalena  medio    a  mediados  de  la  década   del  ochenta expresó  una  coalición   territorial    de  elites   políticas locales, hacendistas  y   empresarios [18] ,    quienes acudieron  a  mercenarios   israelitas   para  cualificar  las  tropas.[19]    Las  exigencias  del financiamiento  los  llevaron  a  acudir   al  narcotráfico[20]

La alianza  entre  Fuerzas  Armadas y  narcotráfico   como  parte  de  una   política    contrainsurgente  ya  tenía  antecedentes.    En  1981    y  como   respuesta  al  secuestro  de  Blanca   Nieves  Ochoa,      familiar  de  un  grupo  de reconocidos narcotraficantes    de  Medellín,  los carteles   de    la  droga  se  asociaron   creando     un  escuadrón  paramilitar denominado  Muerte  a  Secuestradores -MAS-El  ejército   participó  de  manera   directa  en   el  entrenamiento  de  sus  efectivos.[21]    

 Lo  que  siguió     tiene  ribetes   de barbarie. Una  vez  oficializada  la  elección  popular  de  alcaldes en  1986  los  paramilitares   comenzaron  a  asesinar  a    alcaldes,   concejales ,congresistas y líderes   de  la  UP,    el  partido     que  había  surgido  de    la  negociación iniciada  por    las  FARC  con  el  gobierno  de  Belisario  Betancur.[22], al igual  que   a    cualquier  liderazgo   social  o  político que  pudiera    cuestionar   los   enclaves políticos   locales.  [23]    Posteriormente, en  el  lapso 1994-1997  el  paramilitarismo  fue  reconocido institucionalmente     con  la  creación  de  las  llamadas  “Convivir”-Cooperativas  de  Vigilancia  para  la  Autodefensa  Agraria- por  lo  que  pudieron  aumentar  su  radio  de  acción   especialmente   en Antioquia    en  donde   oficiaba de  gobernador  Álvaro  Uribe.  En 1998  y  bajo  el mando unificado de  Carlos  Castaño    aparecieron las  Autodefensas  Unidas  de  Colombia --AUC-     imponiendo a  gran   escala  un  régimen  de  terror en   diversos  puntos  de  la  geografía  nacional  lo     que    significó    el  asesinato    de miles  de  personas  y    el  desplazamiento  de  millones  de campesinos. [24]   

En los  albores  del  primer  gobierno  de  Álvaro Uribe y  en  medio   de  tensiones internas   que   llevaron   al  asesinato  de Carlos  Castaño   por   los  propios  integrantes  de  las  autodefensas ,  éstas  iniciaron   unas  negociaciones que   incluían  la impunidad  total  y    el  arribo   a  cargos  de  representación  política   parlamentaria .Estas  propuestas   fueron llevadas  por  Uribe  a   un  plebiscito   que no    consiguió  los  votos  suficientes  para  su  aprobación, por  lo  que  la   negociación  con  la  cúpula  del   paramilitarismo   debió realizarse  mediante  reglamentación   legal.  En  medio  de   las  presiones internacionales  y las interpretaciones jurídicas de la Corte  Constitucional las pretensiones   de  impunidad   fueron recortadas.

La   cúpula    paramilitar    entendió  este  hecho   como   una   afrenta  y     comenzó a  utilizar   las  confesiones   en   los  procesos  judiciales   exigidos  a    delitos  de  lesa  humanidad     como  chantaje   en  contra  de    empresarios  y      políticos   que  los  habían  financiado  y  apoyado  en    su  ejercicio  criminal.  Entonces  Uribe  optó   por  extraditarlos  a  Estados  Unidos [25];  pero,  los  mandos  medios  y    los     soldados   rasos   no  fueron  judicializados  y posteriormente     crearon  un  paramilitarismo   de  “segunda  generación”   que  sigue   actuando  en    diversas  regiones  del  país   con otros  nombres   (Bacrin;  Autodefensas  Gaitanistas ).[26]

c)       Dos  formas  diferentes  de  acumular  riqueza:  

El   despojo  de  tierras posibilitó  el  que   los   narcotraficantes realizaran un gran lavado de  activos   mediante  la    compra de  tierra y ganado[27], permitiéndoles    integrarse   a    las  elites  políticas  locales. El uribismo amalgamó   el poder político  de la  Hacienda tradicional  con el latifundio emergente y lo convirtió en un movimiento político nacional.  En  el  2002 después  del  fracaso     de  las  negociaciones   entre  las  FARC    y  el  gobierno  de  Pastrana   que  abrió   la implementación   del  Plan Colombia  y  en    medio  de  la     cruzada   imperial  “antiterrorista”,    inaugurada   con  el  11-S, Uribe llegó  a  la  Presidencia   prometiendo   el  triunfo  militar para  lo  cual   obtuvo      la  anuencia  del  gran  capital  y  el  apoyo   de  la  población.

Por  el  contrario   Santos    expresa  los  intereses    de   la    fracción   interna    del  capital    asociada   con  el  capital   globalizado      que  proyecta     adecuar  el  campo  a   los  estándares  internacionales   de  la  globalización    en  un  país  que aún  está  lejos  de   conseguirlos  y  en  el    que  quedan   espacios  vacíos para la inversión  agrícola  particularmente   en  la  región  de   los  llanos  orientales.[28]   El  soporte comercial  de  este  capital   globalizado      está  integrado  por  las  grandes    corporaciones   que  controlan  la  distribución   de  alimentos  en   el  mundo [29] El  soporte  productivo     de   la  agroindustria  globalizada   es  el   los   “clusters”    o    asociaciones  de  capitales     coordinados    en    el  control  corporativo  de     los  territorios  ( procesamiento  de   bienes  agrícolas,    comercialización,  agua,   servicios  ambientales,  ecoturismo), definidos   en los  manuales   de  los  organismos  internacionales  como  “Nueva  Ruralidad”.  [30]

Más  aún,  la  agroindustria  globalizada  posibilita   una  rotación   de    inversiones   en  diferentes  espacialidades  nacionales  sin  que  los  inversionistas estén obligados  a   comprar  la  tierra. La  forma  jurídica   avalada  por  la  OMC  y  que  ya  ha  sido   incluida    en  la legislación  colombiana es  la  de  los  “contratos  de  superficie”, contratos  que  posibilitan  el  alquiler   de  la  tierra  en  el  largo plazo   acompañando   las   inversiones   de  negocios  colaterales  como  la   venta  de  semillas, la  asesoría  técnica   y  el     mantenimiento   de los   cultivos .  [31].

El gobierno de Santos  ha  venido  implementando  una  política   agraria en  beneficio  de    este  tipo  de   agricultura. Institucionalizó   las  zonas  de inversión empresarial  (zidres)    para  garantizarle  a las  empresas    agrícolas   extensiones   considerables  de  tierras    y   concesiones   en  los  baldíos ;  acepta  la  extranjerización  de  la  tierra  sin   restringir    las  adquisiciones; promociona la  producción   agrícola hacia  el  comercio  exterior  y  el  aumento  de  la  productividad basada en la tecnología   corporativa transnacional; aboga   por    la  profundización  financiera   de  la  agricultura  y   por      una   participación mayor    del país   en  el   negocio  de  los “comodities”  .

 Pero  para    estabilizar  esta  política    hacia   el futuro     requiere     actualizar    el  catastro  rural,   formalizar  la  propiedad     en  función  del  mercado, promover el  uso   eficiente  de  la  tierra,  cuestionar  el  excesivo    número  de  hectáreas  de  la  ganadería,   en  una  palabra,  nada  menos  que    enfrentar  los  baluartes  del  uribismo. Se  trata  entonces  del  enfrentamiento  entre  dos  fracciones  de  clase    con  intereses   materiales  diferentes  en    cuanto  a  la  tierra  se  refiere. Mientras  que    el uribismo  pretende  mantener  el estatus quo   hacendista  y  las  tierras   que    fueron  apropiadas  de  manera  violenta  durante  la  guerra     para     acumular  riqueza   apropiándose   de  la  renta  de  la  tierra.    

Santos  y  el  capital  transnacional  intentan adecuarla  a    las   exigencias  de  la   inversión  globalizada.  Más  aún   existen    diferencias  entre  la  forma  jurídica  de  la  propiedad   que  fundamenta  la   acumulación  de  capital. Así,  mientras  que    los  hacendistas  tradicionales  y  emergentes acreditan   su  riqueza   con    títulos  de  propiedad    los  inversionistas  globalizados    de  la  agricultura   la  fundamentan  en  el uso  de   los  activos  rurales, (propiedad inmaterial) y   en  la  articulación     con  las  cadenas  de  producción y distribución   agrícola  transnacional.   Esta  es  una  de  las  claves  del  capitalismo  contemporáneo.

En    los  inicios  del  gobierno  de  Uribe   el  conjunto  de  las  elites,   independiente  de sus     diferencias  económicas, decidieron  unificarse   políticamente  en  la  apuesta   por  terminar  la  guerra  interna  mediante   el  triunfo  militar    bajo   la  coordinación  y  mando     del  imperio   estadounidense      con   la  implementación  del  “Plan   Colombia”. [32]   De  hecho,  el  propio   Santos fue  Ministro  de  Defensa   en  ese gobierno..

El Plan  Colombia transformó   radicalmente a   las  Fuerzas  Armadas  dotándolas  de  la  tecnología   militar   basada   en  la  aplicación   de   los  avances  de  la  informática  dinamizando   las  unidades aéreas  de combate, cualificó la  inteligencia  militar, reestructuró   ejército  y  policía    y  aumentó  el   número  de  efectivos.[33] 

Debe  añadirse   que    el  Plan  Colombia  no apostaba  tan  solo  a  la  reingeniería  de  las  Fuerzas  Armadas    sino   también     a  recuperar  el  control  territorial    en  zonas  en  donde  el Estado era  inexistente  para  lo  cual     combinó    la  estrategia militar  con  adecuaciones  institucionales  y  políticas  de    focalización  de  pobreza.[34]

Cuando Santos  se  posesionó  como  Presidente  por  primera  vez    el    diagnóstico  imperial    ya  había  establecido   que   la  correlación  de  fuerzas   se encontraba  a  favor   del  establecimiento  y  que  era  posible   entrar  en  una  fase   de  solución   política   al  conflicto  armado y efectivamente empezaron  las  negociaciones[35] Entonces  la  unidad  política  de  las   elites   se  resquebrajó.   Había  llegado  la  hora    de    cobrar  los  dividendos.

Los  acuerdos  de   La  Habana  posibilitan la   aplicación   de   la  política   agraria  globalizante  y  abren   nuevos  espacios  de  inversión  en  el  país.   Por  ello   obtuvieron  el  apoyo  unánime   de la  llanada “comunidad internacional”.    

Fueron  saludados  por  el    gobierno  de  Obama   quien monitoreó el desarrollo  de las  negociaciones   con  un  delegado  permanente,[36]  la   Comunidad   Europea,   China,     el  FMI,  el   Banco  Mundial   y  la  OCDE, para citar los más representativos.   Una  vez    derrotado  el  plebiscito   ese  misma  comunidad    le  otorgó  el premio Nobel  de  paz  a  Santos manteniéndole   ese  apoyo  aún   a  pesar  de  las  circunstancias  adversas. [37]    Por  estas  misma  razones     el  gobierno  no invitó  al  uribismo    a  la  mesa  de  negociaciones   de  La  Habana, lo  que  las  FARC aceptaron gustosamente  por  obvias  razones 

 III)      Una  Nueva  Coyuntura  Política:  hacia   la  renegociación  de  los  Acuerdos

a)  El  uribismo y su propuesta  de   legalizar    las  tierras  despojadas    durante  la  guerra:

Las   contradicciones  entre   el  uribismo  y  el    gobierno  de  Santos   aparecieron   reflejadas  en el  texto  de  los  acuerdos  de  la  Habana básicamente  en  dos  temas, Tierra  y  Justicia.   

Las  FARC  en  medio  de una  correlación  de  fuerzas  desfavorable   aceptaron   un  modelo  mixto    para  el  desarrollo  rural    en    el    que   si  bien  lograron fortalecer  Zonas  de  Reserva Campesina ,  formas   asociativas  de  producción  agrícola , áreas  de  agroecología y un  fondo  de  tierras  de  3 millones  de  hectáreas, además  la formalización de la propiedad  de 7 millones de hectáreas   principalmente  para  colonos  en  las zonas  de  influencia, debieron    incluir  al  mismo  tiempo,    la  agroindustria [38].  Más  aún   en  el  aparte  denominado  “ Plan  de  asistencia  técnica  al  sector  rural”    aparece  la  utilización   de  semillas  transgénicas,  insumo asociado   a    las  inversiones  de    las  empresas transnacionales  agrícolas[39].  El    Fondo    de  Tierras  pactado  será  de  carácter  permanente   y  los  3  millones  de hectáreas     se  obtendrán    dentro  de  los  10  primeros  años  de  funcionamiento   (lo  que  significa  una  programación  de  300.000  hectáreas  por  año) . La  formalización  de  los  7 millones de hectáreas    en  zonas  de  colonato deberá  realizare  dentro  de ese   mismo  período.[40]  Igualmente  lograron  la  creación  de  un   Tribunal  de Juzgamiento  basado  en  el  Derecho Internacional   Humanitario  en  el  que  se  aceptaba  de  antemano     que   las  sanciones   al Secretariado no  implicarían  cárcel  y podrían acceder  a  cargos  de  representación política

El  fondo  de  Tierras  contendrá :   1)  Las  tierras  restituidas  judicialmente por  haber  sido  adquiridas  ilegalmente ; 2) Aquellas   recuperadas  judicialmente   por   el  Estado   en  baldíos apropiados  ilegalmente; 3) Las  tierras  que  resulten  de    la  delimitación  de  las  zonas  forestales; 4) Las  tierras  que     se   obtengan  judicialmente por ser  inadecuadamente  explotadas:  5)    Aquellas  que  se  adquieran     con  indemnización    bajo  los   criterios  de  interés  social  o utilidad  pública  con  el  propósito  de   promover  el  acceso a   la  propiedad  rural; 6)  Las  tierras   que  el  Estado  consiga  a  título  de  donación.[41]  

Un  elemento  transversal    en    el  diseño  de  la  RRI es el denominado “catastro  multipropósito”,   dado  que   el país   no  realiza    evaluación     de  predios  rurales  desde mediados  de  la  década  del  sesenta. Este  catastro   es  una   necesidad  para  detectar la  situación jurídica de  los   ocupantes facilitando el  programa  de  restitución  de  víctimas  del  despojo,   el  de  formalización   de  la  propiedad  y  el  aumento   de  los   tributos    regionales.     Ha  sido  caracterizado   como   multipropósito  porque   además de   contabilizar los  linderos  de  los  predios   tiene    en  cuenta    el  entorno  local   en  la  perspectiva  del ordenamiento  territorial corporativo[42]  

Una  vez  conocidos   los  resultados  del  plebiscito    Santos     y  las  FARC   aceptaron   la  renegociación  de   los  acuerdos  y   el   gobierno   comenzó  a  realizar    consultas   con  las  figuras  visibles   de  la  campaña  del  no, espectro político conformado  por   distintas  personalidades  del  partido  conservador, [43]    pastores  evangélicos y  el   propio   grupo  liderado   por  Álvaro  Uribe, denominado  Centro  Democrático.  

El    Centro  Democrático    ha  presentado  un  documento  público   titulado “Bases   para  un  nuevo  Acuerdo  de  Paz”  en  el  que  se  opone   a  todo  lo    que  fue  acordado   en  La  Habana.  

En  su  listado    de    cuestionamientos   comienza    desconociendo  la  posibilidad  de  que  las  FARC   y  las  organizaciones  sociales   que  influencia   tengan  injerencia   en   la  selección  de  beneficiarios  del  Fondo  de  Tierras.  Luego   aboga    en  favor   de  los   empresarios  o   latifundistas  que   han  apropiado ilegalmente    baldíos. [44]  Han  sido  muchos  los     casos  en  que   invaden   estos  bienes  públicos ,   realizan  mejoras   y  luego  acuden a  jueces  civiles  para  que las  legalicen.  La  propia  Corte  Constitucional  dictó  sentencia  en  contra  de    estas  legalizaciones  argumentando  que  los  baldíos  son  de  la  nación  y  que  solamente   pueden  adjudicarse   por  el  Estado [45].   Una  interpretación  como  la  que  propone   el uribismo  significa legalizar  esas  invasiones y  en la  práctica   acabar  con   el  concepto  de  baldío,  bloqueando el Fondo  de  Tierras.  

Otro  de  los cuestionamientos  del   Centro  Democrático es  el  relacionado  con  los  procesos  de  restitución  de  tierras  que  comenzaron     con   la  ley 1448  del  2010. [46]    Argumentan  la  “buena  fe”  de  los  actuales  poseedores  a  lo  que  adicionan   que   deben  ignorarse  las  condiciones   en  que   fueron  compradas. [47].   Esta  propuesta     pretende   la   legalización  del  despojo     de  6 millones  de  hectáreas   que  según  las  propias  estadísticas  oficiales  ocurrió en  el  lapso     1985-2016

Por  lo  demás,  el    Centro  Democrático    se  opone  al  tratamiento  especial  a  la  Zonas   de  Reserva  Campesina, al   “catastro multipropósito”  porque   aumenta  la  tributación  a  los  latifundistas   a  pesar  de  que   es    bastante  baja .  Insiste  en   la  fumigación   aérea    con  glifosato herbicida definido  por  la  propia  OMS  como  cancerígeno,  en  las  zonas  campesinas  y    de  colonato   en   las  que    existen   cultivos  de  coca,  lo  que  ha   producido  daños  enormes en  la  familias   campesinas  que  las  habitan y  ha   fracasado   como    mecanismo  de  control  a  la  siembra de  los  cultivos   ilícitos,[48] mientras  que  en  los   Acuerdos  de  La   Habana   establece  la  sustitución manual  de  cultivos  con  formalización  de  la  propiedad. 

Otra  de  las  propuestas  del  C.D    es  el  de  las garantías a  las  empresas  multinacionales ligadas  al   extractivismo.  Plantean   recortar  aún más  las  consultas  previas  e  informadas   de las  comunidades étnicas y  campesinas   establecidas   en  el  convenio 169    de  la   OIT . En  este  punto  no  existe    contradicción  con el  gobierno  de  Santos   que  viene  implementando  esa  misma  política.   Sin embargo, la  preocupación     que  expresan  Uribe y  sus    copartidarios  es  la  de  que los  Acuerdos   estipulan     consensos  inter partes en   la  elaboración   de  políticas  territoriales que  pueden  dificultar   la  obtención  de  las  licencias  estatales  que  exige   este  tipo  de   inversión.[49]     Debe  añadirse  que  en   los Acuerdos    el   extractivismo  no    fue   incluido.

b) El   debate     sobre   la  justicia transicional:

En  los  acuerdos  de  La  Habana    se  aceptó la  inclusión  de  una  Jurisdicción Especial  para  la  Paz  (JEP)   basada    en  las  pautas  del  Derecho  Internacional  Humanitario  la  cual   fue  exigida  por  las  FARC  para  no   tener  que     someterse  a  la  justicia   ordinaria  de  un  Estado    al  que  enfrentaron  durante  décadas.  Lograron  además que  se    reconocieran    las  pautas    del  Protocolo-2  de  Ginebra   en  materia  de  amnistía  para organizaciones  rebeldes,  salvo  en  el  caso  de  los  delitos  de  lesa  humanidad   que  tienen tratamiento  especial.   El  gobierno    consiguió   a  cambio , defendiendo    el  terror  de Estado,   incluir   de  manera  simétrica,    la  presunción  de  legalidad  de  las  actuaciones    de las  Fuerzas Armadas [50]  y  la  amnistía   de  los  delitos   cometidos  por   miembros  de  las  fuerzas  armadas y  de  policía    bajo  la  figura  de  la  renuncia  a  la  acción  penal   del Estado previa  confesión  de  parte    [51]   abriendo  la  posibilidad  de  que   se  incluyan  hasta  los  llamados “ falsos  positivos” [52]  Ambas  partes  pactaron la eliminación   de  las  responsabilidades de    las  jerarquías  superiores  salvo  en  los  casos   en  que  pueda  demostrarse  la  acción  directa.  

En  las  “Bases  para  un  nuevo Acuerdo  de  Paz”,     el  Centro  Democrático   propone   eliminar  la  Jurisdicción Especial  para  la  Paz     y tramitar  los  procesos  judiciales  en    la   justicia  ordinaria  a  través   de  un  Tribunal    Especial   integrado   a   la   Corte  Suprema  de  Justicia  que  solamente  juzgue  a  los  guerrilleros, a  los  que además  debe  aplicárseles  el  reconocimiento  a  la  cadena  de  mando   mientras   la  niega  en  el  caso  de  las  Fuerzas  Armadas.     Propone   igualmente     que    el  Tribunal   aplique   la  Ley  de justicia  y  paz     que  fue  expedida  durante    la  “negociación”  con  los  paramilitares, una  ley  de  sometimiento   a  la  justicia    ajena  al   derecho    de   rebelión.   

Las  causas  del  por qué  el   Centro Democrático intenta   acabar   con    la  JEP     deben  ubicarse   en el  tema  de   las posibles  sanciones   judiciales   a los    empresarios  y  latifundistas   que financiaron el  paramilitarismo.  Al  aceptar  la  JEP    el  gobierno    reconoció    normas  del  DIH  que  posibilitan  procesar   a    particulares   bajo  los  estándares   de  este    derecho. [53]   

Santos presentó  este  punto  a  los  empresarios    argumentando que la frontera entre  particulares     extorsionados  y    financiadores  establecida  en el  DIH   es  muy  frágil y por  ende facilita  la  impunidad.   Colocó  en  la  Fiscalía, institución  que  debe  pasar  la  información  respectiva  a   la JEP   a  Nestor   Humberto  Martínez  , abogado de confianza del gran capital    quien   una  vez  posesionado  en  el  cargo   declaró   que   las  posibilidades  de   encontrar   responsables    en  este  tipo  de   acciones     eran casi nulas[54]   Pero  para  el  uribismo   estas  interpretaciones  no  son  suficientes. El C.D propone  que    los   particulares  involucrados  en  el  conflicto    reciban    amnistías  e  indultos   amplios  si   acaso  deciden  presentarse  al  Tribunal y  a  los  militares    amnistía  total   intentando  romper   el  acuerdo  gobierno- Fuerzas  Armadas logrado  en  La  Habana  con presencia  directa  de  generales  en   ejercicio  y  generales  retirados.

En la  renegociación que   abrió   el  triunfo  del  no,  Uribe  ha  manifestado   que  no  tiene   ninguna  preocupación  por  los  tiempos   pensando  en que  sin  el  cierre  de  los  Acuerdos   puede  prolongarse  la  discusión   hasta  el  debate  presidencial  del 2018.    Por  el  contrario los  tiempos  de  Santos  son   escasos, por ello intenta   dividir  el  bloque  de  los   que  votaron el no (jerarquía  católica, pastores  evangélicos)   tratando  de  armar  un nuevo    consenso que posibilite   otra  consulta  plebiscitaria.  Cuenta  con  la  opción    de implementar  los  Acuerdos  por  la  vía  parlamentaria por  cuanto  tiene  las  mayorías  a  su  disposición,   aunque  es  consciente  de    que  quedaría  la  sombra  de  la ilegitimidad  social.  

Miembros  de  los  partidos    que   apoyan  a su  gobierno   hablan  de  la  posibilidad  de una  mediación internacional.  De  momento   la opción  presidencial   sigue  en  la incertidumbre,  pero      Santos  sabe al  mismo tiempo  que  tiene que resolverla antes de la segunda semana de Diciembre  cuando  en el discurso en el que acepte el  premio Nobel de paz,  anuncie  las fórmulas  de  salida  ante la llamada “comunidad internacional “.  

c) Un bloqueo  institucional  sin alternativas  políticas:

El  bloqueo  institucional al  que  quedaron   sometidos  los  Acuerdos    afecta  a  las  FARC.  Cumpliendo  con  la    secuencia  del  cronograma  pactado  con  el  gobierno  realizaron la  X  conferencia   en la  que  ratificaron    la  voluntad  de  terminar  la  guerra,    aunque  los  resultados  del plebiscito  fueran  negativos y el   deseo  de  convertirse  en partido político.    El  cronograma  pactado    suponía   la  concentración  de  tropas  por  un  período  de  seis  meses  en sitios  previamente  acordados   con  el  compromiso  de  la  dejación  de  armas  una  vez  terminara  ese  período.   Los guerrilleros ya   habían  iniciado  el tránsito  hacia esas zonas de concentración.   Sin embargo,  el inicio  del  cronograma  partía  de  la  aprobación  de una ley de  amnistía que  debía  presentar  el  Presidente  al Congreso  bajo  el  requisito   de la  aprobación  del  mismo.   Existe   la posibilidad de aprobarla sin la solicitud presidencial, o delegándole  facultades  extraordinarias.   De momento   las FARC han aceptado un protocolo inter-partes con representantes de las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja, para ubicar a los guerrilleros  en  áreas de “preconcentración” y mantener el cese al fuego que ya  el  propio Santos alargó hasta el 31 de Diciembre.  Las  FARC    insisten  de  momento  en    que  los   acuerdos  no    se  modifiquen  y  esperan   las  propuestas  de  la  contraparte.   

En  medio   de estas  tensiones han  empezado a   surgir  grandes  movilizaciones   urbanas,  principalmente  de  jóvenes  universitarios     en las  ciudades   en  respaldo  a   la negociación o    en  su  defecto  a  la  renegociación  de  los  acuerdos    a  lo  que  se  han  sumado  movilizaciones   indígenas  y  campesinas  en  algunas  regiones. Expresan   el  cansancio  de la guerra  y  el  temor  a  que  vuelva  a   desatarse. Hace  mucho  tiempo   que   las  plazas   de  las  ciudades  del  país     no  se  veían tan colmadas.   Pero    el  horizonte  político  de  las  mismas     está  reducido     a  la  posibilidad  de    respaldar  un  eventual  pacto    entre  las  elites  que  cierre  el   ciclo bélico,   lo  repiten  hasta  el  cansancio    quienes  las  organizan.  Ese  pacto,  si  bien  tiene  de  momento  dificultades  puede  llegar a    conseguirse  o  pueden    aprobarse  reglas  de  juego  para  solucionarlas  en  el   mediano  plazo (las  contradicciones  inter-burguesas  no  son irreconciliables) y estaríamos    ante  un  escenario  en el  que   se  consolidaría  un nuevo  Frente  Nacional  con  apoyo  de  masas.

El  que  surjan  movimientos  de  este  tipo   por  fuera   de  las  tradiciones  organizativas  del  movimiento  popular  tiene  varias  explicaciones.  La  primera    resulta  de   la   propia  guerra   que sirvió    de  justificación     al  régimen  para      aplicarle    durante  las  últimas   décadas el  terror  de  Estado   a  los  movimientos  sociales   ubicándolos  del  lado  de  la  guerrilla.  Cualquier movilización    que levantara  reivindicaciones  por  más  mínimas  que  fueran   era  catalogado  de  guerrillero  y  sus  líderes  asesinados  o  judicializados . Fueron  muchos  los  que  cayeron  en desgracia y  eso  tiene  consecuencias  inevitables.[55]  Más  aún     durante   el  actual  gobierno de  Santos  esta  sigue  siendo  una  práctica  recurrente.  Mientras  en  La  Habana    se  hablaba   de  paz     en  las    carreteras  y poblados   seguían  apareciendo  muertos  y   detenidos   en  las  protestas  sociales. Las  posibilidades de  que      esta  realidad  cambie   con la  negociación política  son  mínimas  aunque  es  indiscutible   que    abren  mayores posibilidades  para  enfrentarlo.    Desde  el  inicio  de las  conversaciones los  delegados  del  gobierno   colocaron  dos  “líneas rojas” ,  dos  puntos  inmodificables   -el  modelo  económico  y  el  terror  de Estado-, y    bajo  esas  pautas      se  negoció.  El  presupuesto  militar   en  aumento  para  el    año  entrante   a  pesar  de  la enorme  crisis  fiscal  y  las  garantías  judiciales al  entorno  de  las  Fuerzas  Armadas  lo  confirman  en  el  caso  del terror  de  Estado.   

La  segunda   explicación  remite   a   los  imaginarios que  ha  desarrollado  la  globalización  neoliberal alejados de   proyectos  transformadores y  reducidos  a    respuestas     de  corto  plazo que  no   cuestionan  las    verdaderas  causas   de  la  injusticia  social.   La última   debe  buscarse en  las  opciones  políticas   de  la  izquierda.  La  Presidenta   del   Polo  Democrático  Alternativo  y  candidata  presidencial  en   las  últimas  elecciones   ingreso  al  gobierno  en  calidad  de  Ministra  de  Trabajo    aduciendo  la  necesidad  de   acompañar  el  proceso  de  paz conduciendo  ese  partido    a  un callejón  sin  salida.   La    mayor  parte  de  la  izquierda    y  de  los   movimientos  de  derechos  humanos  igualmente   apoyan  a  Santos   bajo    la  lógica  de “lo    menos  malo”     frente  a  Uribe

. Los  Ecosocialistas realizamos  una  campaña  en  favor  del  sí  en el  plebiscito   acompañando  a  las  víctimas  y   diferenciándonos   de   Santos  y  Uribe,   participando   en  un  frente  unitario   que estuvo   compuesto  por   organizaciones  de  resistenci territorial, indígenas,  afrodescendientes, ambientalistas  y universitarios.  En  la    actualidad     llamamos  a una política     unitaria   que  desconozca    los  pactos    inter- elite  y confronte   la  posibilidad  de un nuevo  Frente  Nacional.  Insistimos  en  que tanto  Santos  como  Uribe representan  con  diferencias  el  extractivismo  y  una  nueva  oleada  de   ajustes   estructurales. Acompañamos  la  salida  negociada  al  conflicto  armado    y    el  derecho     de  las  FARC  a   convertirse  en  partido o  movimiento político,   a  que  gobierno y  Naciones  Unidas   como  ha  sido   pactado  les   ofrezcan   las  garantías  necesarias   para   que    a  todos  sus   integrantes   les  respeten     la  vida  y    a  la  opinión política., incluyendo   la  no  reclusión-    del  Secretariado y   el  derecho  a  la  representación política.  Esto     no  significa   que  apoyemos  incondicionalmente  todo el  texto  de  los  Acuerdos.  Reconocemos  un    avance   en   haber  conseguido   ZRC,  formas     comunitarias de  producción    agroecología y un  fondo  de  tierras     de  3 millones  de  hectáreas,    además de  la formalización de la propiedad  de 7 millones de hectáreas pero expresamos  diferencias     frente  a  los  mismos  particularmente   en  lo  que  se  refiere   al  rechazo  a   la  agroindustria,  a  la  necesidad  de  que  el  movimiento   campesino  y  las  comunidades  étnicas  levanten  una  propuesta   agroecológica  para  el  conjunto  de  la   sociedad,  acompañada  de    la  disputa  por  espacios  territoriales  propios.   En  el  caso  del  extractivismo,    a  que los  trabajadores  y  las    resistencias  territoriales   acompañen  la   propuesta    que  ya  ha  levantado  la  “Mesa Social Minero Energética y Ambiental”  que  viene  coordinando    la USO  de  transformar  la  actual  política  minero-energética  contaminante  y  destructora   mediante  la   producción  de   energías  alternativas   decididas   y  apropiadas  por  las  comunidades.      Iguales    criterios nos  animan en  el  caso  de   la  negociación   que     acaba  de iniciarse  con  el ELN   y   estamos dispuestos  a  participar  en  las  mesas  sociales  que  esta  guerrilla  propone  como  parte  de un “diálogo  nacional” con  nuestras  posiciones  políticas.  Proponemos    la  elaboración  de   una   plataforma alternativa basada  en  las  reivindicaciones     que   las  organizaciones   sociales  han  levantado  en   las   movilizaciones  de  los  últimos  años  acompañada   de  la  construcción  de  un   gran  frente  unitario ausente  de  sectarismos  y    basado  en  una    democracia  interna   que  permita  la  expresión   de todos  los  sectores  que  lo  integren   así  como   la  identificación  con  el  mismo.   Este  Frente iniciaría   el  camino  de  una  salida  “desde  abajo”   a  la    actual  crisis  política  y  social.

A propósito de los  debates  sobre  responsabilidades  judiciales   privilegiamos   a las  víctimas   para  que  puedan obtener  verdad, justicia  y  reparación y   para  que  se reintegren a  la  sociedad   en  condiciones  dignas. Por  último   hacemos  una  convocatoria  a  los  pueblos  del mundo   a  que   denuncien  la  tragedia  humanitaria   que ha  padecido  Colombia  en las  últimas  décadas   y  a  que  desarrollen  una  solidaridad   efectiva   con  esta  causa.

Movimiento  Ecosocialista   de  Colombia



[1] Estos  jefes  clientelares  de  los  partidos   asociados  a  Santos  también  fracasaron  en  el  Plebiscito.  Es  suficientemente  conocido  que  en  los  departamentos   en  los  que  tienen  influencia  fueron  derrotados  por  los   voceros  del no.

[2] Fueron  muchos   los  eventos  internacionales  en  los  que  Santos  hizo  este  tipo  de  pronunciamientos.  Resaltamos   los  diálogos    que    realizó  en  Nueva  York    con    empresarios     de  multinacionales  cuando  terminó  la  presentación  de  los    acuerdos    el  21  de Septiembre    en  la  sede   de  naciones  Unidas,     “Santos también estará junto a los presidentes de México, Perú y Chile, y sus respectivos cancilleres y Ministros de Comercio, en un evento organizado por la agencia Bloomberg, que pretende potenciar el papel de la Alianza del Pacífico en el comercio internacional. El mandatario  colombiano  fue  invitado  por International Economic Alliance, de la Universidad de Harvard, a presentar la conferencia Invest in Colombia, en la que participarán directivos de compañías de 51 países y académicos. La idea es mostrar el potencial de una Colombia sin conflicto armado y mostrar las facilidades que ofrece el país a los inversionistas extranjeros.. “La  paz  clave  en la  visita  de  Santos  a  La  Habana”,  21  de  Septiembre  enhttp://www.elespectador.com/noticias/politica/paz-clave-de-visita-de-santos-onu-articulo-518055 

[3] “Cuando me designaron Ministro de Defensa, un momento muy crítico en nuestra lucha contra la guerrilla, lo primero que hice fue acudir al sector privado, acudir a los empresarios a decirles ayúdenme. Fui donde Luis Carlos (  el  entonces  Presidente  de  la ANDI y  actual  Ministro  de  Defensa): necesito recursos para continuar el fortalecimiento de nuestras Fuerzas.   Y no titubearon ustedes. Inmediatamente me dieron la bendición. Aprobamos en el Congreso los recursos necesarios para continuar ese fortalecimiento de   nuestras  Fuerzas.  Y hoy podemos decir que ese fortalecimiento nos ha llevado a tener las Fuerzas Armadas mejor capacitadas, mejor equipadas, de toda nuestra historia y nos ha permitido acariciar esa posibilidad de la paz”. Por  ello  añade, ”Que las empresas están pagando demasiado. Que si bien los ingresos en su totalidad, como porcentaje del tamaño de la economía, están por debajo del promedio, las empresas que están pagando sus impuestos están bien por encima del promedio. Y eso nos indica que nuestra estructura tributaria no es la adecuada  (…)¿Y eso a qué nos obliga? A hacer la reforma estructural. Esa reforma que hace mucho, mucho tiempo, desde comenzamos a abrir la economía está pidiendo el sector privado y el país. Y vamos a hacerla. Y vamos a hacerla con cuidado. Y vamos a hacerla concertada…”. “Palabras  del  Presidente  de  la  República  Juan  Manuel  Santos   en  la  Clausura  de  la  71 Asamblea  de  la  Andi”,  n14  de  Agosto  en,

http://wp.presidencia.gov.co/Noticias/2015/Agosto/Paginas/20150814_07-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-la-clausura-de-la-71-Asamblea-de-la-Andi.aspx

[4] Está  previsto  en   los   acuerdos ,  tal  y  como  ha  ocurrido  en  anteriores  negociaciones  con   otros  grupos  guerrilleros   e  incluso  con   los  paramilitares,   que  se  les  entregan  a  los  guerrilleros individualmente  unos  recursos presupuestales  a  manera  de  salario  mensual     al igual   que  otros  dineros  para  que  realicen  proyectos  productivos  en   un período   de  transición  hasta  su  reintegración      social.   

[5] En  las   semanas   previas   al   plebiscito    el  Secretariado  de  las  FARC  pidió  perdón  a  las  víctimas  afectadas   por   estos  ataques  y   resaltándose  los  casos  de  Bojayá-Chocó, “La  Chinita  en  Urabá   y  el    de  los  diputados  del  Valle  del  Cauca.

[6]  El  comunicado   conjunto   gobierno-FARC  No  82  del   24  de  Julio.

[7] Esto  ha  sido  reconocido  por  los   propios  pastores  evangélicos ,   citamos  uno  de  ellos,  “El 11 de agosto de 2016 en las multitudinarias marchas, los evangélicos le dieron un claro mensaje al gobierno Santos, no aceptaremos unos acuerdos de paz que cuestionen nuestra visión monógama y heterosexual de la familia, existimos, escúchenos, pero el presidente Santos embriagado de poder, los subestimo, y respaldo a Gina Parody, no contento con ello, implemento la ideología de género bajo el eufemismo de contexto de género, ¿de verdad creyó Juan Manuel Santos y las Farc de que los evangélicos le iban a votar un acuerdo donde 140 veces se menciona los movimientos   LGBTI  en el contexto de política pública?...”Halinisky Sanchez Meneses,  enwww.las2orillas.co/dia-los-evangelicos-derrotaron-al-gobierno-santos/  .  El  arzobispado   católico   también  apoyó mayoritariamente    el  no.   

[8] Recientemente    el  director  de  la  campaña   uribista ,    Juan  Carlos  Vélez   confesó este  hecho     de  manera    explìcita, “Descubrimos el poder viral de las redes sociales. Por ejemplo, en una visita a Apartadó, Antioquia, un concejal me pasó una imagen de Santos y ‘Timochenko’ con un mensaje de por qué se les iba a dar dinero a los guerrilleros si el país estaba en la olla. Yo la publiqué en mi Facebook y al sábado pasado tenía 130.000 compartidos con un alcance de seis millones de personas (…)   “Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación” (…) . “En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios. En cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos. En la costa individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela”…”   en http://www.semana.com/nacion/articulo/plebiscito-por-la-paz-juan-carlos-velez-revela-estrategia-y-financiadores-del-no/497938

[9] “Entre las principales ciudades del país, solo Barranquilla, Cali y Bogotá dieron un apoyo mayoritario a la aprobación de los acuerdos alcanzados entre Farc y Gobierno. Bucaramanga, Medellín, Cúcuta y Pereira manifestó su rechazo con un ‘No’ mayoritario…” Debe  añadirse  que  en  Barranquilla  la  abstención   fue   mas  alta  que  el  promedio  nacional.  Redacción  de  “El Tiempo”,  2  de  Octubre  del  2016,  enwww.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/resultado...en-plebiscito.../16716727 .     Comparando  los  datos    entre  barrios  ricos  y  pobres   en  Bogotá  y  Cali, puede    constatarse  que  el  no gano    en    estos  últimos. “..fue  en las   localidades  más  ricas  de  Bogotá  donde  le  fue  mejor  al  sí  (ej: Teusaquillo  68%,  Chapinero 64%,  Usaquén 60%  y  en   los  más  pobres  del  Sur  donde  peor  le  fue ,   caso Ciudad  Bolívar  46%,  Usme  46%  y  Bosa 48% (..)  algo  similar  ocurrió   en  Cali ,  en   las  comunas  más  ricas : la  22  logró   el 53%,  la  2-  55%,   la  17-  64 % y  la  19,-69%,  venció  el  sí ;  pero  perdió  en   las  más  pobres,  la  13-48%,  la  14-44% , la  20-49% y  la  21-45%..”“Paradojas del plebiscito”  Esteban Priedahita, El País  de  Cali,  16  de  Octubre  del  2016,  en

 http://www.elpais.com.co/elpais/opinion/columna/esteban-piedrahita/paradojas-plebiscito

[10]  La  llamada  “colonización  antioqueña”   fue  el  típico   ejemplo  de  una  colonización     dirigida  por  hacendistas   que  terminó     articulando  regiones  en el  centro  del  país   y    fortaleciendo  la  economía  cafetera.   La   expansión  de      la  producción  del  café  dará  posibilidades a  la  economía  parcelaria  y  abrirá   contradicciones  entre  poseedores  y  propietarios   en  las  primeras  décadas  del  siglo  XX  cuando  el  café  devino  en  el  principal  producto  de  exportación.

[11] El    Estado  colombiano   no  logró  imponer  una   lógica  de  acción  política   a  las   fracciones   de  la  clase    dominante.   Adicionalmente,  lejos  de  los  populismos  nacionalistas  que   surgieron  en  otros  países  de  la  región    y  que  en  el  plano  económico   lograron  la  apropiación  de     la    renta  de  los  productos    exportables,  la     Federación  de  cafeteros    cerró  esa  posibilidad  y  apropió  esa  renta  en  beneficio privado  condenando  el  presupuesto público   a  una  fragilidad   recurrente   que  lo  obliga  a  responder  con    violencia  las  reivindicaciones  sociales.   La   primera “violencia”  que   se  inició  con   el  asesinato  del  caudillo , liberal  Jorge  Eliecer  Gaitán  en  1948  termina  con  el  plebiscito   de   1957    que  inicia  el  llamado  Frente   Nacional,  pacto inter-elites   que  tomará  la  forma  del  control  bipartidista  del   Estado.  Se  calcula  que  el  número   de  muertos    llego  a  300.000   aproximados.

[12] Una síntesis de esta propuesta y del debate que suscitó   entre  las  elites   se encuentra en , Vélez Humberto, “Concepciones de Política Económica  durante el Frente Nacional”, Revista de Cuadernos Colombianos No 2. Este autor, a su vez, y compartiendo su análisis del tema, es citado por, Bejarano Jesús, “Ensayos de Interpretación de la Economía Colombiana”, Editorial La Carreta, Bogotá, 1974, pags  67 y ss.   

[13] Esa  Organización   fue    denominada  como  la ANUC  y  el  intento  gubernamental  de  cooptarla  fracasó   dando  paso  a  una  organización  que  acompañó  la  radicalidad   del  campesinado  en  los  inicios  de  la  década  del  setenta.   

[14] Antonio   García intelectual     reconocido  en  este  tipo  de  análisis,     en    el    recorrido  de  toda  su  obra  fundamenta  en  esta  caracterización   política  de  la  hacienda   la  tesis  de  “república  oligárquica”  mostrando  que    dificulta   la  “mercantilización  de   la  tierra “elemento   esencial    en el    funcionamiento  del  capitalismo.  Añade  que    este  hecho  explica    el   por qué  la reforma agraria en Colombia ha tenido carácter  secundario,   reducida  a  preservar  el statu quo   latifundista  “con concesiones a la mediana propiedad, a través de la canalización de las presiones sobre la tierra hacia las fronteras agrarias. Además, se ha privilegiado la titulación de baldíos y afectando las tierras del interior solamente en forma ligera, cuando lo ha exigido la confrontación social…” 

[15] Palacios  Marcos,  en  Violencia pública en Colombia-1958 -2010,  Fondo de Cultura Económica, México, D. F., 2012, p. 47.

[16] En   ese   período       realizan  la  séptima  conferencia   y  deciden  dar  un  salto  cualitativo de   guerrilla  hacia  ejército   pretendiendo   llegar  al  punto  de  guerra  de  posición. En ese  momento    ya    han logrado  que  su  financiamiento   aumente  mediante  la  regulación    de  la  producción   de  coca   y  la  obtención  de  rentas  a  la  economía   extractiva   en las     regiones  periféricas  del  colonato.  En   las  regiones      con  un  desarrollo  diferente  en las  que   lograron  posicionarse pudieron  obtener  rentas     de    “impuestos “   a   las    inversiones   locales   e  incidir   en  las  decisiones   políticas  de    las  elites  locales  particularmente  en lo que  se  refiere   a  gasto  social.  

[17] “La mentalidad castrense se forjó a fuego lento en la represión contra los trabajadores petroleros de Barrancabermeja y de la zona bananera de Santa Marta en la década de 1920; en la represión de la insurrección popular del 9 abril de 1948, achacada nacional e internacionalmente a un complot comunista; en la participación del batallón Colombia en la guerra de Corea (1951 -1954) bajo el mando del ejército de Estados Unidos. Palacios Marco, Ibídem, ,p. 47.

[18] “Según estudios recogidos por el investigador Carlos Medina Gallego, una reunión formal de todos los poderes de puerto Boyacá para sellar la creación del grupo armado antisubversivo. A esta reunión acudieron el alcalde militares en día, representantes de la Texas Petróleum Company, ganaderos, jefes políticos, la defensa civil, miembros de las Fuerzas Armadas, comerciantes e invitados especiales. Se acordó que cada ganadero pondría 00 por res y consiguieron unos 200 millones, pero pronto se dieron cuenta que eso no alcanzaba para mantener un ejército bien dotado y comunicado…”  Tomado de interrogatorio al teniente retirado del ejercicio  Luis Antonio Meneses Báez realizado por la Dirección judicial de Investigación (Dijin) de la Policía Nacional, un luego de su captura el 1 noviembre 1989, en "Guerras Recicladas" , María Teresa Ronderos, Editorial Aguilar, 2014,  pag 35.

[19]   Yair Gal Klein    quien  llegó a   ser  coronel  de   las  Fuerzas  de  Defensa Israelí  (FDI)   y quien para  la  época       era  miembro de  una  empresa  internacional  de    mercenarios     entrenó a     los  paramilitares  de  Puerto  Boyacá   en   el  primer  semestre   de  1988 por   solicitud   de  este  acuerdo  inter-elites  territorial. “Les enseñaron las artes de infantería, manejo de armas, defensa territorial respuesta rápida emboscadas. Sus alumnos eran peculiares: un día venían graduados en asesinato, pero necesitaban especializados en técnicas de combate. El segundo ciclo entrenamiento especial los israelíes, pues de otra treintena de paramilitares se había tomado posesión con ellos a mediados de febrero y fines de marzo del mismo año, según se puede construir hoy del incompleto registro de entradas y salidas del país que hizo   el DAS…”  Ibid,    pag  81.  Luego  los  entrenamientos  se  extendieron  a  otras  regiones   pagados  por  el   mismo  tipo  de  alianzas  territoriales.    Un  relato  completo  del papel  de  Klein  en  la  formación  de  escuadrones  paramilitares   se encuentra   en   “El  caso  Klein:  El  origen  del  paramilitarismo  en Colombia”,    escrito  por  Olga  Behar.   

[20]   En  el  caso  de    Puerto  Boyacá   a  Gilberto Rodriguez  Gacha  quien   apodaban “El Mejicano”. 

[21] "Según un  reporte de inteligencia del ejército de Estados Unidos  de enero de 1983,, el 11 de ese mismo mes, tres presuntos miembros del  MAS   dijeron  que  habían  sido   entrenados, preparados y armados por el ejército para eliminar a los líderes de las guerrillas de izquierda en Colombia y para erradicar  hasta el último vestigio del comunismo… ".. También informaron  que ese año el   MAS se atribuyó al  menos -100 muertos..” Ibid, pag 42.

[22]   Uno  de  los  episodios  mas  vergonzosos   de  la  mal  llamada  “Democracia  Colombiana “  en  las  últimas  décadas   fue    el  genocidio  de  la  Unión Patriótica, partido    al  qe  le  fueron    asesinados  más  de  3000  militantes.    Mayoritariamente  estos  asesinatos  siguen   en la   impunidad.    La  UP    consiguió  buenos  resultados  electorales     en    las  primeras  elecciones  populares  de alcaldes,  en  las  parlamentarias  que  siguieron y  con  el  candidato  presidencial  Jaime  Pardo  Leal   quien  fue  asesinado  en 1988.

[23]   Descrito  en  detalle     en  el  libro  de  Mauricio  Romero,   “ Paramilitarismo. La  ruta  de  la  expansión paramilitar  y  los  Acuerdos  Políticos”

[24]  La  alianza  tenebrosa    que   conformó   el  paramilitarismo     es  responsable   del   mayor  desastre  humanitario  que  ha  vivido  el  país  en  las  últimas  décadas  y  uno  de  los      mayores  del  planeta.  La  Unidad  de  Víctimas  que   fue  creada   hace  pocos año  para    llevar   el  registro   de  víctimas  del  conflicto    reconoce   un  número  de   8 millones  de  personas  en  esa  calidad,  en  el  lapso  que  va   de   1985  hasta  la  fecha”. “Los registros de la Unidad de Víctimas señalan que hay 12 crímenes prevalentes en las denuncias: desplazamiento forzado, homicidio, mutilaciones por minas, secuestro, tortura, reclutamiento de menores, despojo de tierras, agresión sexual, amenazas y atentados, desaparición forzada y robo de bienes.(…)De los 8 millones, más de 6 millones son desplazados. Por delito, el segundo grupo de víctimas que reclama reparación corresponde a homicidios: fueron víctimas directas 265.000 personas y se cuentan 704.000 indirectas (familiares)…”.   “Víctimas  del  conflicto  en Colombia  ya  son  ocho millones”,   “El Tiempo, 16  de  Abril   del  2016,  enhttp://www.eltiempo.com/politica/justicia/cifras-de-las-victimas-del-conflicto-armado-en-colombia/16565045  

[25]   Colombia  mantiene  con  Estados  Unidos   un   tratado  de  extradición   asimétrico    en  favor    de   la  justicia  norteamericana   justificado   en  la  política  antidrogas.

[26]Todo  a  causa  de  la “Ley  de  justicia  y  paz    que dejó  en  la  más  absoluta impunidad  al 99,9%   de  los  paramilitares;  35  sentencias   de  los  4.400  desmovilizados. Más  aún Uribe  que  tanto  ha  gritado  contra   el  reclutamiento  de  menores  , impidió  que  3.000 niños  que   estaban  en  las  filas  de  los  paramilitares   fueran entregados  al ICBF…”     “ “Alfredo  Molano, “El Gran Chantaje”,    Ell  Espectador, Domingo  16  en    www.elespectador.com/opinion/el-gran-chantaje-1

[27] El  predominio  de  la  hacienda  en  el  país   se  encuentra    asociado  a   la  ganadería   extensiva.  En  la  actualidad  este  tipo  de  ganadería   concentra    32  millones  de  hectáreas  mientras   que   la  totalidad  de   la  producción    agrícola  llega  a   7 millones  de   hectáreas.     “Una   de  las  consecuencias  menos  visibles ,  pero  de  mayor  impacto   estructural  del  narcotráfico   en  las  dos  últimas  décadas   ha  sido    la  masiva  compra  de  predios  rurales   por  los  barones  de  la  droga . Para  ellos  ha  sido  una  forma  expedita  de  blanquear  capitales  ilícitos ,  acumular  un  ahorro  valorizable,  dispones  de  áreas  de  seguridad  y  refugio,  e  incluso  tener  una  infraestructura  de  laboratorios   y  pistas   aéreas   para  la  operación  del  negocio  de  la  droga (…)   En 1995  una  encuesta  realizada  por  el  autor,  con   la  colaboración   de  Ana  Lucía  Gómez  Mejía,  con  expertos   en  el  mercado   de  tierras  en todo  el  país    que  cubrió  el  período   1980-1995,  encontró   que  había  compras  significativas  de  predios  rurales   por  narcotraficantes   en 409  municipios   que  representan    el  42%  de  los  municipios   del  país…”  Alejandro  Reyes    Posada,  “Guerreros  y  Campesinos”  Editorial  Ariel,  pags   107 y  109,.

[28] Las    Instituciones  Financieras  Internacionales-IFIS-  y  particularmente  el  Banco  Mundial,  han  venido  insistiendo  en      el  “desperdicio”   que  significa    para  el  país  tener    amplias  regiones   rurales    sin inversión. Clasifican  a  Colombia  como  uno  de  los  pocos  países   en  el  mundo   en esa  situación.

[29]  “Las 10 empresas que controlan (casi) todo lo que consumes diariamente,  producen y distribuyen más de 2.150 productos de consumo diario en docenas de países de alrededor del mundo y facturan más de mil millones de dólares diarios por ello. Coca Cola, Pepsico, Kelloggs, Nestlé, Johnson & Johnson, P&G, Mars, Kraft, Unilever y General Mills, son las 10 corporaciones que controlan buena parte del mercado de consumo masivo .Probablemente algunos de los grandes ausentes  en  este  listado  sean el grupo francés Danone, especializado en lácteos y que comercializa más de 30 marcas de productos lácteos y aguas, y la británica Associated British Foods, que comercializa alrededor de una docena de marcas de productos en un total de 44 países…” El oligopolio alimentario: las empresas que monopolizan lo que consumes cada día”,   Eco-agricultura  en http://www.ecoagricultor.com/el-oligopolio-alimentario-las-empresas-que-monopolizan-lo-que-consumes-cada-dia/

[30]  “Nueva  ruralidad  que  implica “ ii) reconocimiento de los múltiples vínculos entre las pequeñas ciudades y el campo circundante y de la relación entre desarrollo urbano y rural; iii) reconocimiento de la complementariedad entre agricultura y otras ocupaciones en la generación de ingresos rurales, de la generalización de la agricultura a tiempo parcial y del origen multisectorial del ingreso de muchas familias rurales; iv) conciencia de la función residencial de las zonas rurales, en oposición a una percepción puramente productiva o recreativa de las mismas, que lleva a prestar atención a la provisión de servicios sociales y residenciales a las poblaciones rurales; v) reconocimiento de la creciente integración de las zonas rurales en los mercados (de productos, insumos, tecnología y mano de obra) y su incorporación al proceso de globalización, así como conciencia de la importancia de la competitividad territorial frente a la sectorial; vi) atención al potencial económico que ofrecen los activos ligados al territorio, de tipo geográfico, histórico, cultural, paisajístico y ecológico; y vii) acento en la participación de los diversos agentes involucrados el diseño y la aplicación de las políticas y programas de desarrollo rural….”  FAO, “Agricultura y   ruralidad    en Europa  y América  Latina”http://www.fao.org/docrep/004/y4524s/y4524s04.htm

[31]   Un  ejemplo  de  este  tipo  de  inversionistas   es  el  grupo “Lo  Grobos”   que  pertenece  al  empresario   argentino  Gustavo   Grobocopatel   el   mayor  productor  de  soja   en  el  mundo  y quien ya  negoció    con  el  gobierno  colombiano  participar   en  los  próximos  años      con inversiones   en  3 millones  de  hectáreas  en  el  programa “Colombia  Siembra”  en  la  altillanura.    “Los Grobos cultivan un millón de hectáreas en Argentina y, sin embargo, no son dueños ni de una sola   En vez de comprar tierra, Los Grobos arriendan las tierras, ponen las semillas, los equipos y la logística para mantener los cultivos, y también se encargan de vender sus productos.Además de soya son grandes productores de maíz, y trabajan en Argentina (especialmente en la provincia de Buenos Aires), Uruguay, Paraguay y Brasil…”  Enhttp://lasillavacia.com/Marzo  20    del  2016

[32] Este  plan  fue   diseñado     cuando    comenzó el  gobierno  de  Andrés  Pastrana    y  el  ejército   en  años  anteriores   había    sufrido   varios   “golpes  estratégico”  a  manos  de  las  FARC   en  el  campo  de  batalla   por  lo  que     existía  la  preocupación    en la burguesía  interna  compartida  por  el  gobierno  Clinton   de  que se   entrara  en  una  fase   de  “síndrome  de  derrota  militar” .  Fue  el  gobierno   de  Clinton  el  que  dio  el  paso  decisivo.   Arturo  Valenzuela  para  entonces   Secretario  Adjunto  para  el  Hemisferio   Occidental  lo  ha  reconocido  públicamente, “  Yo entro a la Casa Blanca en junio de 1999, y de inmediato se me plantea qué vamos a hacer con relación a Colombia, una reunión que tuve con mi jefe directo que era el Presidente Clinton quien me dice haciendo referencia a temas de seguridad internacional estamos en un momento donde tenemos que asumir una política de Estados Unidos de apoyo a Colombia una política que se encontraba en un tercer nivel y había que subirla a primer nivel y vamos a abonar el terreno para apoyar esa decisión (…)     Yo soy testigo de que fue el Presidente Clinton personalmente que dijo esto lo tenemos que hacer.  Estaban muchos sectores en contra de hacerlo, estaba la Guerra de Kosovo, la guerra de los Balcanes, había muchos temas en el tapete, y uno pensaría que Estados Unidos lo puede hacer todo pero no lo puede hacer todo.  Eso es un ejemplo, me alegra que lo hicimos porque se trató de un momento importante, porque internacionalizó el conflicto en Colombia y tanto Estados Unidos como otros países en el mundo, lo que hicimos fue apoyar los procesos acá, al mismo tiempo había un proceso que al final de cuentas desenmascara a las FARC…”  ““La lupa de Valenzuela a los últimos gobiernos”,  entrevista    dada  a  Norbey  Quevedo,   en    el  diario  “El Espectador”,  en

http://www.elespectador.com/noticias/politica/lupa-de-valenzuela-los-ultimos-gobiernos-articulo-461477

[33]   Sumado  ejército  con  policía    el  número  de  efectivos  llegó   a  500.000  con  la  aplicación   del  plan,  un  número  igual    al  del  ejército  brasilero país  que  cuenta  con  una  población    cuatro   veces  superior  a  la  colombiana.   La   reingeniería   que   operó  en  las  Fuerzas  Armadas  colombianas   con    el Plan Colombia”   lo   convirtió  en  uno  de  los  más  importantes  de  la  región  al  punto  que   en  la  actualidad   “exporta “  asesoría  militar    y  vende  armas   a  otros  países latinoamericano.   Esto  confirma  que  Estados   Unidos  no  tan  solo  diseñó   un  ejército  para  la  guerra interna   sino  también   un  ejército    para  la    seguridad  imperial  en  toda  la  región.    A  propósito   del  tema  esta  nota  periodística,  “El sector defensa de Colombia, que asesora la reforma de las policías de tres países, Honduras, Guatemala y República Dominicana, y tiene acuerdos para reproducir el modelo nacional de lucha contra el narcotráfico desde México hasta Panamá, ahora espera que esas fortalezas operacionales puedan traducirse también en la venta de barcos, lanchas, pistolas, fusiles y visores a esas naciones…. “Colombia   exporta  su  modelo  de  seguridad”,  Juan Guillermo  Mercado,  ,  diario “El Tiempo”,   7  de  Octubre  del  2013,   enhttp://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13105572

[34] USAID  jugó  un papel  decisivo  en  este  aspecto.  El  financiamiento   del  Plan  Colombia   en  un 80% aproximado   salió   de  los    colombianos  lo  que  significó   un  costo  fiscal   considerable. Una   descripción   completa   de    los     contenidos  del  Plan  Colombia  se  encuentran  en “ El  Plan  Colombia –La  intervención  de  Estados  Unidos   en  el  conflicto  armado  colombiano (1998-2012).   Diana  Marcela  Rojas, Ediciones   Debate-Universidad  Nacional,   Bogotá,  2015.

[35] Arturo  Valenzuela,  refiriéndose  al  2010,  “…ya mismo a lo mejor había momentos en que se podría retomar de nuevo lo que los colombianos llaman el conflicto interno para ver si en este momento uno pudiese solucionar eso, que es apropiado, una situación donde la correlación de fuerzas era completamente distinta a la correlación de fuerzas entre Estado e insurgencia en el momento cuando nosotros en la Casa Blanca tuvimos un esfuerzo de colaboración.   Ibid.

[36]  Bernard Aronson  quien  además  de   ejercer  Carrera  diplomática   se  ha  dedicado  a    la  banca  de  inversión, “Trabajó en Goldman Sachs durante tres años, como asesor para América Latina y en 1996 fundó su propia compañía de capital privado, Acon Investments. Tanto Aronson como Sus socios Ken Brotman y Jonathan Ginns son los socios gerente de ACON, firma que tiene oficinas en Washington, Los Ángeles, Sao Paulo, México DF y Bogotá.   Aronson ha estado en la junta directiva de varias empresas norteamericanas de servicios como Liz Claiborne, Royal Caribbean International y Global Hyatt, y de compañías minero energéticas como Mariner Energy, Inc, Northern Tier Energy GP LLC desde 2010 a  2013 y Chroma Oil & Gas, LP. Además, está en la junta del ONG del National Democratic Institute for International Affairs, vinculado al partido demócrata… “.  Bernard   Willian  Aronson, “La  silla  Vacía”,   Julio   del  2016  enhttp://lasillavacia.com/quienesquien/perfilquien/bernard-william-aronson

[37]   Que el  comité  noruego   encargado  de la  decisión del    premio  Nobel  de  Paz  le  haya  otorgado  ese  galardón  a  Juan  Manuel  Santos     quien  fuera   Ministro  de  Defensa  de  Uribe, uno  de  los  gobiernos  que  mayor número  de  asesinatos  indiscriminados    y  desplazamientos   produjo  en   los  últimos  años   en  el  país y  que  en   ese  Ministerio   mantuvo  asesorías  continuas   y  compra  de  armas   con  el  Estado  genocida  de  Israel.    confirma  la  falta  de  estatura  moral  de  estos  comités   y  el  cinismo  al  que  ha  llegado  el  capital  globalizado.   Uno  de    los  cables  de  Wikileaks   fechado  en  el  2008  sobre  Colombia  confirma  que    Santos   contrató   a  la  firma  -Global  CST-  firma  dirigida  por un  ex´-  militar  llamado  Yisrael  Ziv   asesorías  para  que    desarrollara  análisis    militares  estratégicos .   y   el  embajador  norteamericano  de  la  época    de  apellido  Brownfield   reseña  que    en  el  2008  se  dio  un  acuerdo  entre  Colombia  e  Israel  , ““..para actualizar 24 aviones Kfir. Y por otra parte, mencionó otros tres negocios de armas que estaban en remojo: un posible contrato de 160 millones de dólares con la firma Israel Aircraft Industries para renovar los aviones de guerra Mirage 5 y los Kfir; la posible compra de aeronaves no tripuladas con capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, y la participación en una licitación para la venta de fragatas al gobierno de Colombia. Según un documento interno del Ministerio de Defensa, decía Brownfield, cerca del 38 por ciento de las compras de defensa que hizo Colombia en el extranjero en 2007 venían de Israel..” Wikiliks. Leaks  el   papel  de  Israel   contra  las  FARC”,  Revista  Semana,  Marzo  del  2011  enhttp://www.semana.com/nacion/articulo/wikileaks-el-papel-israel-contra-farc/237054-3

[38]  El  aparte  pertinente  de este   tema   se  encuentra    en   el  capítulo  introductorio-Considerandos, Allí  se   dice, “que en su visión  la reforma rural integral RRI reconoce el papel fundamental de la economía campesina, familiar y comunitaria en el desarrollo del campo, la erradicación del hambre, la generación de empleo e ingresos, la dignificación y formación del trabajo, la producción de alimentos y en general en el desarrollo de la nación, en consonancia y articulación complementaria con otras formas de la producción agraria”   (subrayado  propio)  y un poco más adelante  en otro de los considerandos  se agrega  "que el desarrollo rural integral se adelantará un en el contexto de globalización y de políticas de integración en ella por parte del Estado que demandan una atención especial de la producción agropecuaria nacional y agroalimentaria de la producción campesina, familiar y comunitaria..”  Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”,   en 

http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/procesos-y-conversaciones/Paginas/Texto-completo-del-Acuerdo-Final-para-la-Terminacion-del-conflicto.aspx

[39] “Además,  la estricta regulación socio ambiental y sanitaria de los transgénicos, propiciando el bien común. Lo anterior en el marco de la obligación inquebrantable del Estado de tomar medidas y usar las herramientas para salvaguardar el patrimonio genético y la biodiversidad como recursos soberanos de la nación”. (subrayado  propio).    Acuerdos,  pag  25.

[40]   La  formalización  de  la  propiedad    después  de  la  guerra   es  un  elemento   definitivo para  poder  aclarar  inversiones   futuras.  Adicionalmente    en  economías  abiertas  esta  formalización    puede integrar     al  campesino  y  colono     en  el  mercado   vía  “empoderamiento  y  crédito”     dado   el  control  espacial  del  capital  en  los  territorios  de  inversión.   Igualmente  y  mediante    el  criterio  de   “asociatividad “  pueden   ser  involucrados   puede   las  cadenas  productivas,  Ej.  ““Las alianzas productivas involucran a diferentes actores en los procesos productivos. Dichos actores, se vinculan de forma voluntaria para intercambiar recursos, generando compromisos en la consecución de un objetivo común, cuya principal virtud es agregar valor…”   Alianzas Productivas en  agronegocios  experiencias de la FAO  en América Latina y El Caribe” ,  FAO, Santiago de Chile  2012,, pag 32. Por  ello   es  importante  que  el  movimiento  campesino   en Colombia   discuta  a  la  amanera  que  lo  hace  el  movimiento campesino internacional       el  tema    de  la    espacialidad  alternativa,  comenzando  por   mercados  alternativos   independiente   de  los     supermercados  y    comercializadoras,   producción  propia   en  función  de valores  de  uso,  etc. .

[41] Acuerdos, punto 1.1.1.

[42] “Dentro de las bondades de este “catastro multipropósito” están la inclusión de variables que antes no estaban contempladas, como identificar propietarios, poseedores, arrendatarios y ocupantes; y el apoyo a proceso de restitución de tierras.. Igualmente informa sobre los linderos, forma del predio y ubicación del vecindario y sirve para el ordenamiento territorial de las inversiones de los municipios y para planificar los procesos de gestión de riesgos…” Catastro multipropósito, instrumento de consolidación para la paz y el ordenamiento territorial: Juan Antonio Nieto Escalante, gerente del Instituto geográfico Agustín Codazzi.

[43] En  donde  se  encuentran    el  ex presidente  Andrés  Pastrana,  la  ex  candidata  presidencial  Marta  Lucía  Ramírez,  el  ex Procurador  Alejandro  Ordoñez un  fundamentalista  y  militante  de   una   secta  religiosa   similar  al   “Opus  Dei”.  

[44]“ El gobierno caracterizará con precisión el concepto del baldío de la nación y los procesos de su conversión en propiedad privada a partir de la ocupación de buena fe. La propiedad de las tierras baldías ocupadas de buena fe dentro de los tiempos que prescribe la ley será respetada y formalizada, y esos predios no harán parte del fondo de tierras. Los acuerdos no deben afectar propietarios o poseedores honestos, cuya buena fe debe dar presunción, no desvirtuable de ausencia de culpa…” Bases para un nuevo acuerdo de paz”.

[45]   Sentencia  C-255  del  2012.

ó La  aplicación   de esta  ley  ha  confirmado     la  incapacidad  del  Estado   para  obtener  estas restituciones.  El  gobierno  prometió    reparaciones    de  por  lo  menos   dos  millones  de  hectáreas  en poco tiempo  y    seis  año  después   de  su  aplicación tan  solo    se  han  restituido   un  poco  más  de  100.000 hectáreas.  Como  si  fuera  poco,    70   de  los  líderes  que    la  misma  ley  autorizó  para   que  organizaran  estos  procesos  han  sido  asesinados.

[47] “Sin prevención alguna, el gobierno debe revisar las distorsiones de la ley 1448 del 2011 en su componente restitución de tierras, entre ellas la figura de los “compradores de buena fe no exentos de culpa” y no sólo encierra una contradicción intrínseca, sino que atenta contra el legítimo derecho a la propia la tierra, El análisis de contexto no puede servir de prueba para señalar la culpa los propietarios de buena fe..” “Bases  para  un  nuevo  Acuerdo  de  Paz”

[48]   Lo  que  está  implícito   en  este  debate  es  la  defensa  de un gran  negocio  de la   multinacional Monsanto,    ahora  fusionada  con  la  Bayer  que  es  la  dueña  de la  patente  del  glifosato  La  Corte  Constitucional y  el  actual  Ministro  de  Salud  se oponen   a  este  tipo  de    fumigaciones.

[49] Esta  preocupación   ya  había  sido  expresada  por   el  ex-Ministro  de  Hacienda  Hugo  Palacios  Mejía, otro  de  las  personalidades  ligadas  a  la  campaña  del  no, “El Acuerdo magnifica las oportunidades de “protesta social”, con lo cual no será suficiente conseguir las licencias y permisos previstos en las leyes, sino hacer frente a quienes deseen iniciar “protesta social”. El Acuerdo multiplica el deber de consulta y aprobación de muchas nuevas “comunidades” que brotarán como maleza en todo el país,  porque el que tiene la facultad de estorbar adquiere el derecho de cobrar… “   “Siete  razones  para  votar   No  en   el  plebiscito”,      en,  https://amanece.com/snyppet/siete-razones-para-votar-no-en-el-plebiscito/  

[50] Ver  Carta  pública  del  Juan  Manuel Santos  a Álvaro  Uribe  Vélez,  en  web  de  la Presidencia  de  la  República   del   10  de  Julio  del  2016.   

[51] “De modo pues que los ministros de Defensa y Justicia firmaron un “compromiso” (¿?) para que los agentes del Estado tengan un tratamiento especial, “diferenciado, simultáneo y equitativo”. Fiesta en los cuarteles: el texto añade que los militares y policías presos por delitos de este tipo podrán pedir la revisión de sus sentencias (y salir libres por pena cumplida), que el superior jerárquico no responderá sino por acciones directas, y que las penas se cumplirán en instalaciones militares (ya de hecho ordenaron los traslados)… “ Hernando  Gómez  Buendía, “ Los  siete  pasos  hacia  la  impunidad”  enhttp://www.elespectador.com/opinion/los-siete-pasos-impunidad ,  4  de  Marzo  del  2016.

[52]  Los  llamados “Falsos  positivos”   fueron  la  expresión    más   alta    de   la  degradación  de  la  guerra  por  parte  del  ejército. Ocurrieron  por  los reglamentos  mercenarios  de  esa  institución en la    premiaban  con bonificaciones  y  otras  prebendas  a  los  militares  que  mayores  resultados  mostraran   en  número  de  guerrilleros   muertos.   Eso  dio  pie  a  que   miembros d el  ejército   asesinaran  jóvenes  humildes   en  sitios  periféricos  de las  ciudades, los  llevaran  a  zonas  de  combate unifórmandolos   Sobre  este  tema   han  abundado  las  declaraciones  de  miembros  del  establecimiento     en  particular  Jorge  Mora  Rangel y  el  ex’ ‘Fiscal Jorge  Perdomo  ahora  candidato  a  la  Procuraduría   general  de  la  Nación.

[53]  Entrevistado    Juan  Hernández  Zubizarreta,  especialista  en  estos    temas    anota  al  respecto,  en   entrevista  reciente,   :”El apartado 19 del texto me parece muy importante. Especifica que los marcos jurídicos de referencia incluyen principalmente el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario y cómo al adoptar sus resoluciones o sentencias se hará una calificación jurídica propia del Sistema respecto a las conductas objeto del mismo, la cual puede ser diferente a la efectuada por las autoridades judiciales, disciplinarias o administrativas. Es decir, los magistrados y magistradas deben aplicar, también para juzgar a las empresas, el marco normativo internacional y disponen de un amplio margen interpretativo al poder realizar una calificación jurídica propia, que en ningún caso quiere decir arbitraria, ya que sus referencias son el marco mencionado..”. “La responsabilidad de las empresas en el conflicto armado colombiano Algunas reflexiones jurídicas”  Entrevista  concedida  a Jorge Freytter-Florián,  ANNCOL.

[54] “N.H.M.: Me parece irresponsable que se hable a diestra y siniestra de la existencia de 13.000 procesos. La verdad es que en la Fiscalía tenemos 16.000 compulsas en las cuales se mencionan nombres de terceros. Lo que no significa que haya 16.000 empresas investigadas. Su número es infinitamente menor, si acaso ronda por el uno por ciento de esa cifra…”, “Los  Empresarios  Extorsionados  no  tienen deudas  con  la  Justicia”,  Revista  Semana, Septiembre 9  del  2016,  enhttp://www.semana.com/nacion/articulo/fiscal-nestor-humberto-martinez-explica-situacion-de-empresarios-involucrados-conflicto-armado-y-la-lista/492266 .

[55] A   manera  de  ejemplo las  estadísticas  de  la   Central Unitaria  de  Trabajadores-CUT- muestran  que    el  número  de  sindicalistas asesinados    desde  que  se  fundó  esa  Central,  la  más  importante  del  país,  en 1989,  supera  los  3.000.  

18/10/2016 20:14. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris