Facebook Twitter Google +1     Admin

2015 VOLVER A SOÑAR

20150101003919-mensaje-ano-nuevo-2-.jpg

Mensaje Año Nuevo

Concluimos el 2014 con la realización, durante los días 20 y 21 de diciembre, de la Primera Escuela Nacional del Movimiento Ecosocoalista con la participación de representantes de procesos de resistencia por la Defensa de los Territorios y la Vida contra el Modelo extractivista, financiarista por despojo que se desarrollan en el Huila, Valle, Tolima, Meta, Bogotá. La Escuela inició con un saludo enviado por MICHAEL LÖWY, sociólogo y filósofo marxista franco-brasileño, autor del libroECOSOCIALISMO. La Alternativa radical a la catástrofe ecológica y capitalista.

Según Löwly, el ecosocialismo es una corriente de pensamiento y acción ecológica que hace propios los fundamentos del marxismo, al tiempo que se libera de sus escorias productivistas. Plantea que la lógica del mercado y del beneficio es incompatible con las necesidades de salvaguarda del entorno natural y, critica la pasividad de la ecología política, que no cuestiona el poder del capital.

El ecosocialismo, según esta versión, es en síntesis, una propuesta radical que no solo pretende una transformación de las relaciones de producción, del aparato productivo y de los modelos de consumo dominantes, sino también crear un nuevo paradigma de civilización, que rompa con los fundamentos de la actual civilización capitalista-industrial occidental.

En Colombia, el MOVIMIENTO ECOSOCIALISTA se viene construyendo desde las resistencias sociales argumentadas contra el extractivismo y apropiando de la tradición que lo concibe como "un proyecto fundado sobre el predominio del valor de uso -es decir, la dimensión cualitativa de sus productos, su utilidad humana, su belleza, sus aspectos sensibles, concretos o espirituales-, sobre la propiedad común de los medios de producción, sobre la libre asociación de los trabajadores y sobre un modo de vida ECOCENTRICO, es decir, ecosistemas integrados que incluyen una sociedad humana solidaria en sus vínculos de reciprocidad con la naturaleza".

Hoy no existe ninguna duda frente al crecimiento exponencial de la polución del aire, en las grandes ciudades, del agua potable y del medio ambiente en general, calentamiento del planeta, del derretimiento de los casquetes polares (Groenlandia y Antártica), multiplicación de los cataclismos ´naturales´; destrucción de la capa de ozono, de los bosques tropicales y reducción rápida de la biodiversidad por la extinción de millares de especies; agotamiento de los suelos, desertificación; acumulación de residuos y multiplicación de los accidentes nucleares, polución de los alimentos por los pesticidas y otras sustancias tóxicas o por manipulaciones genéticas.

Al anterior diagnóstico se agregan los peligros aún poco estudiados como lo advierte Löwy. Por ejemplo, los 400 millones de toneladas de CO2 aprisionadas, por el momento, en el pergelisol (permafrost), esa tundra congelada que se extiende desde Canadá hasta Siberia. Si los glaciares comienzan a derretirse, ¿Por qué no se derretiría también el pergelisol? Existen pocos escenarios peores, es decir, si la temperatura global se elevara más de 2 o tres grados.

¿Quién es el responsable de ésta situación? La existencia humana en la tierra data desde hace alrededor de 6.2 millones de años, sin embargo, la concentración de CO2 en la atmósfera empezó, según estudios, a convertirse en un riesgo sólo desde hace algunos decenios. La respuesta de los marxistas es que la responsabilidad del calentamiento global antropogénico corresponde al sistema capitalista a “su lógica absurda e irracional de expansión y de acumulación al infinito, a su productivismo obsesionado por la búsqueda de la ganancia”. La racionalidad del mercado capitalista, con su cálculo inmediatista de las pérdidas y las ganancias, es intrínsecamente contradictoria con una racionalidad ecológica, que toma en cuenta la temporalidad larga de los ciclos naturales. Es el sistema mismo, basado en la implacable competencia, las exigencias de rentabilidad, la carrera hacia la ganancia rápida, el que destruye los equilibrios naturales.

En consecuencia, no se trata de simples reformas parciales a nombre de un supuesto capitalismo verde, sino de reemplazar la microrracionalidad de la ganancia por una macrorracionalidad social y ecológica, lo cual exige un verdadero cambio de civilización. Esto es imposible sin una profunda reorientacióntecnológica, que apunte al reemplazo de las fuentes actuales de energía por otras no contaminantes y renovables, como la energía eólica o solar.

Para los ecosocialistas es un imperativo el control colectivo de los medios de producción y sobre todo de las decisiones de inversión y de la mutación tecnológica: en estos ámbitos, el poder de decisión debe ser suprimido a los bancos y a las empresas capitalistas nacionales y transnacionales para ser restituido a la sociedad que es la única que puede tomar en cuenta el interés general. Sin duda, el cambio radical concierne no sólo a la producción, sino también al consumo basado en la ostentación, el despilfarro, la alienación mercantil, la obsesión acumuladora. Una reorganización que responda a las necesidades reales de la población y la protección del medio ambiente. En otros términos, una economía de transición al socialismo que no sólo conduzca a un nuevo modo de producción y a una sociedad igualitaria y democrática, sino también a un modo de vida alternativo, a una civilización nueva, ecosocialista, más allá del reino del dinero, de los hábitos de consumo artificialmente inducidos por la publicidad y por la producción al infinito de mercancías perjudiciales para el medio ambiente.

Es nuestra Utopía. La que nos permite caminar por el horizonte del ecosocialismo, abrazados en la resistencia de los movimientos sociales y ecologistas y la solidaridad con los oprimidos y explotados del Sur. Para hacerla posible, desde el amanecer del 2015 empecemos a crear LAS COMUNAS TERRITORIALES ECOSOCIALISTAS, como formas de organización colectiva, de poder territorial, para la apropiación social y racional de nuestros BIENES COMUNES NATURALES. Y volver a entonar nuestro Himno:

ARRIBA LOS POBRES DEL MUNDO,

DE PIE LOS ESCLAVOS SIN PAN,

Y GRITEMOS TODOS UNIDOS

VIVA LA INTERNACIONAL…

ECOSOCIALISTA

Es nuestro mensaje para iniciar el 2015 soñando de nuevo en el Buen Vivir.

https://www.youtube.com/watch?v=WIfoKGbYl5U

31/12/2014 18:39. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Juan Arias

Buenos días profesor Miller, soy Juan Arias y actualmente estudio la maestría en estudios políticos en la Universidad Nacional, sede Medellín, y la tesis está relacionada con los conflictos socioambientales que genera la construcción de la hidroeléctrica en Ituango, Antioquia. Por ello quisiera saber cómo podría participar de la Cátedra Ecosocial en la Universidad Surcolombiana, muchas gracias por las posibles orientaciones, Juan Arias.

Fecha: 05/02/2015 04:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris