Facebook Twitter Google +1     Admin

MINISTERIO DE AMBIENTE SE BURLA DE LA CONTRALORIA GENERAL Y DE LAS COMUNIDADES DE EL QUIMBO

20121010014223-8008007226-7fd71a0778.jpg

El 23 de agosto de 2012, el periódico El Espectador.com tituló "El Quimbo, en cuidados intensivos" a raíz de la decisión de la Contraloría de "abrir investigación preliminar para esclarecer si el Ministerio de Ambiente y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) incurrieron en irregularidades en la expedición de la licencia ambiental de la obra y generaron un posible detrimento patrimonial de 350.644 millones de pesos. Así se lo confirmó a este diario el contralor delegado para el Medio Ambiente, Javier Cruz..."  Además, el Ente de Control halló  graves fallas en el censo realizado por Emgesa para identificar la población afectada por el proyecto y la exclusión de muchas personas impactadas que cumplen con las condiciones para ser indemnizadas y censadas, concluyendo que ¨el censo continua abierto y que existen herramientas para corregirlo”.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se ha negado a ordenar de inmediato la revisión del Censo y la inclusión de todos los afectados debido a la amenaza de Emgesa de retirarse del proyecto y demandar al Estado si procede conforme al estudio de la Contraloría. Además, no ha dado respuesta al Derecho de Petición formulado por Asoquimbo relacionado con la apertura del Censo. La organización hace parte de una Veeduría Ciudadana que ofició a todos los Organismos de Control informando que ejercerá el derecho de hacer seguimiento a la revisión y elaboración del nuevo censo.  

El Ministerio de Ambiente en connivencia con Emgesa, viene presionando a los jornaleros, partijeros, mayordomos, entre otros, que fueron expulsados de los predios que adquirió Emgesa, para que acepten migajas económicas, como compensaciones, negándoles lo establecido en la Licencia según la cual para estos casos,  el Ministerio de Agricultura adquirirá aproximadamente DOS MIL SETECIENTAS (2.700) has previa presentación del estudio por parte de EMGESA S.A. de los posibles predios sobre los cuales construirá la infraestructura de riego por gravedad, para adelantar allí programas de reforma agraria en la cual se incluyan las comunidades más vulnerables de la zona de influencia del Proyecto que no sean propietarias (madres cabeza de familia, partijeros, mayordomos, pescadores, jornaleros y paleros, entre otros ), de acuerdo con lo previsto con el numeral tercero de las obligaciones de EMGESA S.A.”

En síntesis, el MADS se burla de la Contraloría General de la Nación al no proceder con la revisión y apertura del nuevo censo de afectados que perdieron sus trabajos y actividades económicas debido a la destrucción de las cadenas productivas y, además, le niega las tierras, a los desplazados de los predios que adquirió Emgesa, que les corresponde por compensación según la Licencia Ambiental.

Como respuesta a la actitud asumida por el Ministerio de Ambiente, la única alternativa legítima para ejercer el derecho al trabajo ha sido el inicio de la recuperación de las tierras de donde fueron desalojados para avanzar en la construcción de una Reserva Campesina Agroalimentaria y continuar con las acciones de resistencia civil y la interposición de Acción de Tutela para que el Estado indemnice a todos los afectados por los daños causados.

El Ministerio de Ambiente al actuar como subsidiario de Emgesa, viene vulnerando todos los derechos de las comunidades y, en consecuencia, es el responsable de que estas no tengan otra alternativa que acudir a las protestas sociales que se intensificarán a partir del 12 de octubre.

http://noalelquimbo.blogspot.com/2012/09/el-huila-se-levanta-contra-la.html

09/10/2012 19:42. Autor: Miller Armín Dussán Calderón #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Sitio certificado por
Adoos
garage rent
gratis plaatsen

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris